¿Porque mi gato orina en la caja, pero defeca en el suelo? Soluciones

Para algunos dueños, lidiar con la caja de arena es una tarea relativamente fácil. Pero para otros puede resultar un verdadero complique.

Y aquí está la cosa: los gatos son criaturas supremamente quisquillosas con todo lo referente a su caja de arena. Tan sólo un pequeño detalle puede hacer que tu gato comience a dejarte “regalos” en el piso de tu sala, en lugar de la caja de arena.

Claro, desde el punto de vista gatuno, este comportamiento es absolutamente obvio, más no para los humanos, que como en casi todo relacionado con nuestros gatos, no podemos entender ese repentino comportamiento.

Haz clic aquí si deseas realmente entender a tu gato

Los gatos son más vulnerables cuando comen, beben y usan el baño. Entonces, si no se sienten cómodos en el sitio donde hacen sus necesidades, buscarán uno nuevo.

Pero, ¿qué sucede si tu gato hace pis en la caja de arena, pero defeca en el suelo?

Pues bien, exploremos las siguientes 9 razones de dicho comportamiento, y la manera en que puedes solucionar esa conducta.

9 razones y soluciones cuando tu gato orina en la caja, pero caga el suelo

La caja de arena está sucia

la caja de arena está sucia

Este detalle puede parecer obvio, pero muchos dueños de gatos a veces se olvidan de la caja de arena.

Los gatos no pueden darse el lujo de tirar sus desechos como lo hacen los humanos, así que, si la caja de arena está sucia, buscarán un baño nuevo.

Qué hacer:

¡Es hora de sacar la caja! Pero no te limites únicamente a recoger los desechos. Cuando limpies la caja de arena, agrega un poco de arena fresca para que la caja huela mejor y tu gato pueda sentir que su caja está limpia a la hora de hacer sus necesidades.

Lecho de arena demasiado escaso

caja de arena con lecho demasiado escaso

Tu gato podría estar haciendo caca en el suelo si siente que no hay suficiente arena para enterrarlo. En una caja de arena, el lecho higiénico disminuye a medida que tu gato la usa.

Muy pronto, la caja estará con un lecho de arena demasiado bajo como para que el gato sienta que entierra bien sus desechos.

Además, un lecho de arena demasiado bajo tiende a formar costras de suciedad lo que también contribuye a que el gato decida descartar la caja para defecar.

Qué hacer:

A los gatos les encanta sentir que hacen sus necesidades sobre arena limpia y fresca. Por lo tanto, cada vez que limpies la caja, agrega un puñado de arena nueva para mantenerla lo más fresca y limpia posible. De esta manera, tu gato la encontrará irresistible a la hora de evacuar sus desechos.

A tu gato no le gusta la arena

al gato no le gusta la arena de su casa

Cada tipo de arena tiene un propósito diferente, y en ese sentido los lechos difieren en términos de aroma y textura.

A un gato demasiado exigente puede que no le guste la arena de su caja ya sea porque encuentra su aroma demasiado intenso, o una textura demasiado gruesa o fina para su gusto.

Qué hacer:

La única forma de solucionarlo es mediante prueba y error. Ensaya dos tipos de arenas o más y toma nota de cuál es la que prefiere tu gato.

Sin embargo, para lograr el mejor resultado posible, evita arenas aromatizadas. El olfato de los gatos es asombrosamente poderoso, y es posible que algunos olores intensos le desagraden.

Consejo extra: si tienes una vela perfumada, un quemador de cera o un difusor activo cerca de su caja de arena, retíralo y observa si tu gato cambia su comportamiento.

No hay suficientes cajas de arena

gatos compartiendo una caja de arena

Si tienes varios gatos y uno de ellos está haciendo caca en el suelo, es posible que no tengas suficientes cajas de arena.

La proporción ideal es una caja de arena por gato más una extra. Entonces, si tienes dos gatos, debes tener tres cajas de arena.

Tener varias cajas para gatos ayuda a que la arena se mantenga fresca por más tiempo y evita el hacinamiento, pues tu gato no querrá pisar los desechos de otro gato cuando tenga que hacer sus necesidades.

Qué hacer:

Haz algunas matemáticas de gatos y calcula cuántas cajas deberías tener. Encuentra un lugar para cada uno y observa si tu gato deja de hacer caca fuera de la caja de arena.

Otra cosa que puedes hacer es poner una caja de arena adicional en el área donde tu gato está defecando en el piso. Esto es sólo una solución temporal hasta que vuelva a defecar dentro de la caja.

La caja de arena está mal ubicada

caja de arena mal ubicada

La caja de arena podría estar al lado de una salida de aire ruidosa o un área de mucho tráfico, donde tu gato siente que no tiene la privacidad suficiente, o demasiado cerca de su área de alimentación.

Y pues así ni de vainas, aparte de quisquilloso, un gato jamás come al lado de su inodoro ¡lo cual es bastante comprensible!

Qué hacer:

Observa el entorno en el que está ubicada su caja de arena y compáralo con el lugar donde tu gato está defecando.

Si esto no es posible, entonces mueve la caja de arena a un nuevo lugar más tranquilo y seguro, donde pueda hacer sus necesidades sin interrupción.

Algo asustó a tu gatito

gato muy asustado

En la naturaleza, los gatos salvajes se sienten más vulnerables cuando van al baño y los gatos domésticos no han perdido el instinto.

Es probable que el entorno de la caja de arena haga sentir a tu gato inseguro, por lo que entonces decide defecar en otro lugar.

Qué hacer:

Mueve la caja de arena a un área diferente que esté libre de ruido y evita ubicarla en el cuarto de servicio. Las lavadoras ruidosas y los olores a detergente, suelen ser suficientes para disuadir a tu gato de usar su caja de arena.

Tu gato no puede acceder a su caja de arena

gato tratando de acceder a su caja de arena

Algo podría estar bloqueando la caja de arena. Tal vez una puerta se cerró u otra mascota impide que tu gato use la caja. Tu gato también podría ser viejo y ahora tiene dificultades para acceder a la caja debido a la artritis y otras dolencias relacionadas con la edad.

Qué hacer:

Ten una caja de arena que sea fácilmente accesible para gatos mayores y asegúrate de que nada bloquee su entrada al lecho de higiene. Si tienes varias mascotas, fíjate si otro animal se niega a acceder a la caja de arena, para comprobar o descartar un problema de acceso.

Cambio de rutina

gatito estresado durante un trasteo

Un cambio en la rutina puede desencadenar la defecación inapropiada de tu gato. Cambios como nuevas mascotas, bebés, un nuevo hogar o nuevas personas pueden hacer que un gato se sienta inseguro acerca de su entorno.

Qué hacer:

Un buen comienzo, es mover la caja de arena a un área donde pienses que tu gato pueda sentirse tranquilo, seguro y en privado.

Después de esto, ve un paso más allá y comprueba si el espacio que tiene tu gato es verdaderamente privado. Si no es así, instala árboles para gatos, rascadores y juguetes. La idea es crear un espacio en el que tu gato esté cómodo y sienta que es suyo.

Si sospechas que tu gato está estresado, también puedes optar por instalar por un tiempo un difusor de feromonas Feliway.

Tu gato podría estar enfermo

Gato triste y enfermo

Si has intentado de todo, pero nada funciona, es posible que su gato esté enfermo. Los gatos suelen decirles a los humanos que algo anda mal mediante el uso inapropiado de la caja de arena. Investiga un poco y fíjate si notas decoloración, y residuos de sangre en las heces de tu gato.

Qué hacer:

Un gato puede hacer mal uso de la caja de arena debido a enfermedades como la diarrea y el estreñimiento. Lo mejor es llevar tu gato a un veterinario y exponerle el comportamiento para que te indique los pasos a seguir.

Como limpiar caca de gato del piso

limpiando la caca del piso y mi gato mirando

Limpiar bien es algo fundamental ya que los gatos pueden olfatear las áreas donde han defecado y regresar nuevamente a ese lugar.

Además, si tu gato ha dejado un regalo en la alfombra, entre más tiempo dure más probabilidades tiene de dejar una mancha permanente. Por lo tanto, también es importante limpiar la mancha de la manera más rápida posible.

La limpieza de las heces de gato varía ligeramente según el tipo de piso, pero existen 3 reglas importantes que debes seguir:

Siempre usa guantes

Los gatos pueden albergar todo el ciclo de vida del Toxoplasma gondii, el parásito responsable de causar la toxoplasmosis. Por lo tanto, es de suma importancia manejar los excrementos con guantes de látex de buena calidad, y desecharlos una vez que termines.

Aplica quitamanchas y desodorizadores a base de enzimas

Limpiar el desorden es el primer paso. El segundo, es aplicar un producto que trate las manchas, pero, sobre todo, que quite profundamente el olor para disuadir a tu gato de volver al mismo lugar.

El eliminador de olores y manchas urineOFF es nuestro limpiador enzimático favorito. Elimina permanentemente las peores manchas y olores causadas por excremento y orina de gato, dejando tu hogar fresco y limpio.

Desodorizador y desmanchador enzimatico excremento y orina

Urine Off Para Gatos y Gatitos Fomula, 500 ml, Opague Nublado

Mantén a tu gato alejado del área

NOTA: si no deseas desgastarte vigilando a tu gato para que no se acerque a un área determinada de la casa, prueba con un aerosol disuasivo.

Spray disuasivo para gato. Automático con sensor de movimiento SSScat

Se trata de un spray que se activa por movimiento mediante una luz infrarroja, que detecta el movimiento del gato cerca del área. Una vez detectado, el dispositivo rocía un producto inocuo, pero bastante molesto para tu gato, que lo persuade de acercarse al área.

Spray disuasivo para gato SSScat


Otras formas de mantener a tu gato alejado

Ubica una caja de arena en el área donde tu gato a defecado en el piso. Esto no evitará que use ese lugar, pero lo alentará a usar la caja de arena. Para ello, mueve la caja de arena gradualmente hacia el sitio deseado. Además, también vale la pena probar diferentes lechos de arena para descartar.

Después de usar quitamanchas y un desodorizador, aplica un producto no tóxico que aromas dice el área. En ocasiones, el olor a químico de un limpiador es suficiente para mantener alejado a un gato.

Si no quieres usar productos químicos, entonces opta por aromas cítricos, mentas y otros olores intensos de origen herbal.

A los gatos tampoco les gustan ciertas texturas del papel aluminio y la cinta adhesiva. Así que, una solución menos sofisticada pero más barata, consiste en cubrir con estos materiales el área del piso de donde quieres mantener alejado a tu gato.

En general, con un poco de creatividad puedes mantener alejado a tu gato del área donde acostumbra a dejar sus regalos.

Limpieza de alfombra

Para limpiar tu alfombra de caca de gato:

PASO 1: raspa la mayor cantidad de caca de la alfombra que puedas preferiblemente con una toallita húmeda de limpieza.

PASO 2: mezcla una solución de 2 tazas de agua fría, 1 cucharada de jabón líquido para platos y 1 cucharada de vinagre blanco. Asegúrate de que el jabón líquido para platos no contenga lejía para no dañar la alfombra.

PASO 3: una vez que hayas limpiado la mancha, aplica bicarbonato de sodio y déjalo reposar durante 10 minutos. Después, recoge el bicarbonato de sodio con una aspiradora. Para una limpieza adicional, usa el limpiador enzimático urineOFF.

Conclusiones

Lidiar con los problemas de la caja de arena puede ser algo muy estresante. A veces, el problema es obvio, y otras veces se necesita investigar para descubrir su raíz. Prueba los consejos que te hemos ofrecido en este artículo y se paciente con tu amigo gatuno.

Tratar con gatos es como resolver un rompecabezas y quizás ese sea uno de sus mayores encantos. Sin embargo, lo fantástico sería poder educarlo y entenderlo sin ningún problema.

Nunca golpees a tu gato. Esto sólo hará que te tenga miedo y no resuelves el problema.

error: Content is protected !!