7 formas efectivas de lidiar con la hiperactividad de tu gato

Muchas personas imaginan a los gatos como seres independientes que se pasean por la casa y se deja acariciar cuando les apetece. Sin embargo, quienes ya han tenido gatos saben que no siempre es así.

A medida que los gatos envejecen, es posible que se tranquilicen y se conviertan en un ser casi intrascendente, pero antes de eso, algunos son como fieras, arañando y aullando en medio de la noche, por la mañana, por la tarde, es decir, en cualquier momento del día.

Tener un gatito juguetón puede parecer divertido, incluso un sueño hecho realidad para algunos amantes de los gatos.

Sin embargo, al cabo de un tiempo, esto puede resultar molesto, o indicar un problema mayor. Si estás en el punto en el que deseas mitigar o al menos entender su hiperactividad, has llegado al lugar correcto.

Pero, un par de apuntes antes de comenzar:

Todos los gatos experimentan momentos y etapas de hiperactividad durante su vida. Así que no luches contra algo que necesita tu gato, ni lo castigues por un comportamiento que, aunque te parezca molesto, es algo inherente a su naturaleza.

Si lo haces, tu gato tendrá dificultades para entenderte y posiblemente optará por desarrollar otros comportamientos menos deseables.

Dicho esto, empecemos…

Crea un espacio para quemar energía

gato jugando con la mano de su dueña

Si tu gato se comporta mal o muestra hiperactividad durante la noche, debes saber que esto es normal porque los gatos son animales típicamente nocturnos.

Obligarlo a seguir un horario puede ser una buena manera de cansarlo antes de que se vaya a la cama.

Así que, por tu bien y el de tu gato, programa un tiempo durante el día para jugar con él. Observa los momentos en los que parece tener más energía y, si puedes, trabaja durante esos periodos. Si no es así, asegúrate de tener juguetes que le atraigan y le inciten a jugar.

A los gatos les gusta seguir rutinas, así que un tiempo de juego consistente y lleno de energía con tu mascota, le ayudará a entender cuándo es apropiado enloquecerse y cuándo debería echarse una de sus célebres siestas de gato.

Examina tu hogar

gato hiperactivo en una silla

Si tienes problemas de energía con tu gato, no le eches siempre la culpa. El ruido y el caos en el hogar dificultan la formación de rutinas y horarios, algo que se traduce en un gato estresado.

También debes tener en cuenta si se han producido cambios recientes en el hogar, en especial la llegada de nuevos animales.

Los gatos no son criaturas muy adaptables, sobre todo cuando empiezan a envejecer. Si tu gato muestra repentinos y altos niveles de energía combinados con mal comportamiento, la causa puede ser que haya algo nuevo a su alrededor.

Incluso algo tan aparentemente insignificante como deshacerse de su mueble favorito, es algo que definitivamente puede desconcertarlo.

Verifica si es un problema de salud

Gato en visita con el veterinario

Los veterinarios que se enfrentan a un gatito hiperactivo, a menudo se apresuran a señalar que ello no siempre está directamente relacionado con un mal comportamiento.

La probabilidad de que exista un problema de salud es mayor si tu gato es un animal de edad avanzada y si no ha tenido problemas de hiperactividad hasta ahora.

Acude a tu veterinario si esta es una situación que suena a tu gato, y fíjate que se asegure de que el problema no es hipertiroidismo. La glándula tiroides controla sus niveles de energía.

Si está desequilibrada, el gato tendrá dificultades para regularse a sí mismo, así como para controlar sus patrones de sueño y apetito.

Crea un tiempo seguro al aire libre

gato relajado y tranquilo al aire libre

Hay personas que mantienen a los gatos exclusivamente en interiores y algunas que los mantienen en el exterior.

Otras, optan por un término medio y permiten que sus mascotas entren y salgan a su antojo. Si mantienes a tu gato dentro de casa, considera esto como un agente causal para el incremento de su hiperactividad.

No es malo mantener a un gatito dentro; a menudo suele ser la opción más segura para él en un mundo peligroso. Sin embargo, un gato encerrado tiene muchas más posibilidades de aburrirse y, un gato aburrido es un gato hiperactivo, sobre todo cuando es joven.

Para solucionar este problema, es necesario crear espacios de seguridad y vigilancia en el exterior. Asegúrate de que tu patio está vallado lo suficientemente alto, para que tu gato no pueda saltar. Si no es así, quizá quieras invertir en un corralito exterior.

De esta manera, se divertirá explorando este nuevo mundo y entrará en casa, listo para pasar una noche tranquila.

Oblígalo a ganarse su comida

Gato sacando comida de un dispensador

Un gato requiere un horario, y uno de ellos debe estar relacionado con la comida. Aunque muchos creen que pueden alimentar a su gato libremente, esto puede conducir a la sobrealimentación y a la confusión en su organismo.

A menudo, el gato tiene un impulso de energía justo antes o después de comer. Por ello, si come constantemente a lo largo del día, esto podría explicar por qué está siempre tan activo.

Establece una rutina de comidas diarias y comprueba si esto ayuda a reducir su periodo de hiperactividad.

Otra forma de canalizar su energía sin tener que mantenerlo ocupado todo el tiempo, es convertir la hora de la comida en un juego. Cuando un gato quiere algo, no dejará de hacerlo durante horas hasta que consiga su objetivo. Así que aprovecha esto para poner su comida en juguetes con los que tenga que batallar para comer.

En la actualidad existen muchos productos que dispensan comida, y el gato tiene que ingeniárselas para entender como tomarla.

Cuando termine de comer, habrá agotado la mayor parte de sus reservas de energía y de paso, también será un gato un poco más inteligente.

Dobla la diversión

gato entablando amistad con otro gato

Puede ser difícil de admitir, pero a veces no puedes ser todo lo que tu gatito necesita ya que, posiblemente no estés en disposición de mantenerlo ocupado todo el tiempo.

Además, si lo has intentado todo y nada funciona entre tú y tu gatito, considera la posibilidad de adoptar otro. Si, esto es algo que si lo miramos a la ligera, podría parecer que es duplicar el problema, pero a menudo no es eso lo que ocurre.

En su lugar, lo más probable es que los gatitos se vuelvan amigos, entrenen sus capacidades de lucha y jueguen juntos compitiendo entre sí por sus juguetes. Para cuando tú vuelvas a casa y te dispongas a jugar un rato, es posible que ellos también están llegando al final de su día.

Adquiere juguetes para ambos

gato rodeado de juguetes

Si la adopción de otro gato no es una opción para ti o para tu familia, siempre existe un amplio mundo de juguetes que puedes considerar.

Muchos productos van más allá de las típicas plumas y palitos con los que tu gato puede jugar por su cuenta. Busca juguetes que te gusten tanto a ti como a tu gato, así como aquellos que tu gato pueda utilizar cuando se encuentre sólo y quiera ser un salvaje.

Con tantas soluciones, tú y tu gatito deberían resolver el problema en poco tiempo.

Así que, de ahora en adelante recuerda que debes tener en cuenta primero a tu gato y sus necesidades, y luego buscar las soluciones que mejor funcionen para ambos.

La supresión o el castigo no son la clave, la clave es disponer de más estructura y tiempo de convivencia.

error: Content is protected !!