¿Porque mi gato orina tanto? Conoce las 7 posibles razones

Los hábitos de tu gato a la hora de ir al baño generalmente no estarán en tu lista de prioridades, a menos que sospeches que algo va mal. Pero cuando ves que tu gato hace algo inusual, definitivamente es algo que se quedara contigo.

Por lo tanto, si tu gato está haciendo visitas a la caja de arena con más frecuencia de lo normal o durante más tiempo de lo habitual, es posible que esto te llame la atención.

A continuación, encontrarás 7 posibles razones por las que tu gato puede estar orinando con más frecuencia o un mayor volumen de lo habitual.

Polaquiuria vs. Poliuria

En primer lugar, es necesario definir la diferencia entre polaquiuria (orinar con más frecuencia de lo habitual) y poliuria (orinar un volumen mayor de lo habitual).

Pues, si no establecemos estas diferencias, será imposible determinar qué es lo que puede estar afectando a tu gato.

La polaquiuria y la poliuria tienen causas biológicas diferentes. Por lo tanto, tiene sentido separarlas.

Así pues, dividiremos la lista en las afecciones que podrían estar afectando a tu gato en función del aumento en la frecuencia de la micción o del volumen de su orina.

Mi gato orina con mayor frecuencia

Si tu gato orina con más frecuencia (polaquiuria), podría tratarse de un signo de oliguria. Es decir, cuando tu gato orina con frecuencia, pero sólo emite pequeñas cantidades de orina en ese momento.

VETERINARIA EXAMINANDO EL TRACTO URINARIO DE UN GATO

Esto suele estar causado por un mayor incremento y urgencia urinaria, en la que el cuerpo señala que tiene que orinar incluso cuando el volumen de orina en la vejiga no, está ni cerca de estar lleno.

Estas son algunas de las posibles causas de la polaquiuria.

Cristales urinarios (Cristaluria)

Uno de los síntomas más comunes de la polaquiuria en los gatos son los cristales urinarios. La orina de un gato está llena de cristales microscópicos procedentes de los minerales que consume en su comida.

Así que, cuando se produce un exceso de cristales mineralizados en la orina, éstos pueden causar dolor y molestias al orinar así como el incremento de la frecuencia urinaria.

La cristaluria por sí sola suele ser benigna y fácil de tratar con intervención veterinaria. Sin embargo, algunas publicaciones apuntan a la idea de que los gatos propensos a los cristales urinarios; son más propensos a los cálculos renales.

Por lo tanto, si tu gato tiene regularmente problemas con cristales urinarios, vale la pena que vigiles de cerca su comportamiento en el baño.

Enfermedad del tracto urinario inferior en los felinos

La enfermedad del tracto urinario inferior felino o ETUIF (FLUTD por sus siglas en inglés) es una enfermedad relativamente común en los gatos.

Sin embargo, suele ser benigna y desaparece por sí sola bajo supervisión veterinaria. Por ello, los gatos que presentan síntomas de ETUIF deben ser llevados al veterinario para descartar cualquier otra causa que pueda generar preocupación.

Además de hacer pequeños viajes frecuentes a la caja de arena, los gatos con ETUIF pueden empezar a orinar en superficies planas y frías, como suelos de baldosas y bañeras, ya que estas superficies les resultan más cómodas para orinar en su estado.

Cálculos renales

Los gatos con cálculos renales rara vez muestran signos de padecer esta enfermedad. Normalmente, un gato con cálculos renales se descubre cuando se le hacen pruebas diagnósticas de otras enfermedades, como la ETUIF o cristales urinarios.

Si tu gato tiene una obstrucción por cálculos renales, es posible que veas signos de polaquiuria, sangre en la orina o molestias al orinar.

Los cálculos renales pueden ser «inactivos», lo que significa que no están infectados y que no se están agrandando.

Si no están activos, puede que no sea necesario extraerlos, y tu veterinario quizá te recomiende mantener vigilado el estado de tu gato para evitar que empeore.

Infección del tracto urinario

Las infecciones del tracto urinario son extremadamente raras en los gatos. Lo cierto es que los felinos tienen una incidencia mucho mayor de ETUIF y cristales urinarios que de infecciones del tracto urinario.

No obstante, las infecciones del tracto urinario siguen siendo un riesgo cuando se trata de cualquier criatura con sistema urinario y en este caso, se produce por la entrada de bacterias en el tracto urinario del gato a través de la uretra.

Por lo general, el cuerpo del felino es capaz de combatir a estos intrusos, pero cuando no puede, las bacterias empiezan a crecer en la vejiga y la uretra, causando molestias al orinar y por consiguiente, el incremento de la frecuencia urinaria.

Mi gato orina mucha cantidad

Si tu gato está haciendo viajes más largos a la caja de arena, aunque sólo esté orinando (¡y está orinando todo el tiempo!), entonces puede estar experimentando poliuria.

gato tomando agua de una fuente

Por lo general, si tu gato experimenta poliuria, esto se debe a un aumento de su sed. A continuación, encontrarás algunas condiciones asociadas al incremento de la ser en el felino y la poliuria.

Tiempo caluroso

El calor es un culpable benigno, pero bastante común en el mundo de la poliuria. Cuando tu gato está sobrecalentado, tiende a beber más agua para mantener su temperatura corporal, lo que provoca un incremento de volumen de orina y urgencia.

Al fin y al cabo, cuando se bebe más agua de lo habitual, ésta tiene que ir a alguna parte.

Diabetes

La diabetes en los gatos provoca un volumen excesivo de glucosa en sangre. Esa glucosa se eliminará a través de la orina, lo que conduce obviamente al incremento de su volumen.

Otros signos de diabetes son la pérdida repentina de peso, aunque el gato se alimente bien, el aumento del apetito en las primeras fases de la enfermedad y la pérdida de apetito en las fases posteriores. Si no se controla con medicación, la diabetes puede descontrolarse y ser mortal.

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo es la sobreproducción de hormonas por parte de la glándula tiroides. Los gatos con hipertiroidismo pueden mostrar más apetito de lo habitual, así como un notable incremento de la sed, lo que conlleva a un mayor volumen de orina eliminada.

De no tratarse, el hipertiroidismo, este puede sobrecargar el organismo de hormonas y provocar hipertensión arterial o enfermedades cardíacas.

Consejos de limpieza para gatos que hacen mucho pis

Si tu gato se orina absolutamente en todas partes, es posible que te sientas un poco estresad@ por la limpieza. Actuar con rapidez te ayudará a evitar manchas y olores, al igual que un buen limpiador enzimático que quite olores y manchas.

Conclusiones

  • Existen muchas causas probables que pueden conducir al aumento de la micción en los gatos en términos de frecuencia y volumen. Desde algo tan simple como el calor hasta algo tan serio como la diabetes.
  • Debido a la potencial gravedad de problemas que podrían conducir a un aumento en la micción de tu gato, es de vital importancia que tu gato sea evaluado por un veterinario.
  • Tanto si tu gato orina con más frecuencia como si produce un volumen de orina anormalmente alto, debe ser examinado por un veterinario ya que, cualquier problema que tenga el animal, se tratará mejor bajo el cuidado de un profesional.
error: Content is protected !!