¿Porque mi gato orina en la cama del perro? Y ¡Cómo detenerlo!

Cuando nos damos cuenta de que el gato ha orinado en la cama del perro, lo primero que sentimos es enojo, luego confusión, e incluso, nos preguntamos: ¿Será que No quiere al perro?

Para empeorar las cosas, la orina de gato es difícil de eliminar. Hacen falta muchos lavados para erradicar la maloliente orina de gato e incluso, dependiendo del material en que esté fabricada la cama de tu perro, es posible que no puedas eliminarla totalmente.

Puede que estés pensando en castigar a tu gato. Sin embargo, esto no suele ser necesario.

Como veremos, el orinar de forma inapropiada sobre la cama de tu perro puede ser originado por algún factor externo, que de alguna manera ha logrado alterar su comportamiento, o ser la señal de una condición de salud subyacente.

Si es un factor externo que altera su conducta, será algo bastante fácil de solucionar siempre y cuando cuentes con la guía profesional, de personas expertas en comportamiento felino.

Por otro lado, si la causa de este comportamiento es una condición médica, esta debe ser tratada por tu veterinario.

4 razones por las que su gato orina en la cama de su perro

Son varias las razones por las que tu gato hace pis en la cama de tu perro. Algunas de ellas son mucho más comunes que otras.

En cualquier caso, averiguar las razones de este comportamiento suele implicar bastante ensayo y error.

Por ejemplo, si llevas tu gato al veterinario, es posible que termines con un certificado de buena salud, lo que te deja con las mismas dudas en términos de saber la razón de esta conducta.

Sin embargo, la siguiente información es en sí misma un método de eliminación, que te facilitará determinar la causa exacta:

Razones médicas

Por supuesto, y por razones obvias, lo primero será descartar cualquier razón médica. Dicho esto, si tu gato no suele mostrar este tipo de comportamientos, y repentinamente le da por orinar en la cama del perro, es probable que se trate de una afección médica.

Las infecciones urinarias son la razón más común para que los gatos comienzan a orinar repentinamente sobre las cosas.

En este caso, no es que le importe demasiado que sea o no la cama del perro pues incluso, también podría ser tu cama. Sencillamente, lo hace por alguna razón de comodidad, o porque de alguna manera alivia su malestar y, por lo tanto, es posible que no lo pueda evitar.

En este caso, es fundamental seguir un tratamiento médico que posiblemente precise de medicación, ya que algo tan básico como una infección de las vías urinarias puede convertirse en algo bastante serio. La infección podría llegar a causar problemas en la vejiga o en los riñones, lo que resultaría mortal en caso de agravarse.

Marcado territorial

Orinar en lugares inapropiados también puede ser un problema de comportamiento. Esta conducta es más común en los TomCat (machos no castrados) y, en este contexto, la conducta representa una manera de reclamar un territorio u objeto como propio.

Si tu perro es nuevo (o tu gato), es muy posible que éste sea el problema. Por suerte, existen varios métodos para disminuir y controlar este comportamiento.

Marcado por calor

El marcaje por celo es diferente al marcaje normal de los gatos. Esto sólo ocurre cuando una hembra sin esterilizar entra en celo.

Con el fin de atraer a un compañero, es posible que empiece a orinar sobre las cosas. Esparcen su olor para incrementar las probabilidades de que un macho la huela.

Si tu gata se encuentra en estado de celo y aún no ha sido esterilizada, seguramente esto sea lo que está ocurriendo.

Las dos únicas cosas que puedes hacer para solucionar esta situación, es esterilizar a tu gata o esperar a que se le pase el celo.

Sin embargo, algunas hembras lo hacen incluso cuando ya no están en celo, lo que podría tratarse de un marcaje territorial en cuyo caso, la única solución del problema es la esterilización.

Estrés

El estrés y la ansiedad pueden hacer que tu gato se comporte mal, incluso que se orine en la cama de tu perro.

Al igual que las personas tendemos a tomar malas decisiones por culpa del estrés, tu gato también puede tomarlas.

En estas situaciones, la mejor manera de frenar el problema es reducir la cantidad de estrés que experimenta tu gato.

Sin embargo, en ocasiones es algo inevitable. Tal vez acabas de mudarte y el cambio está estresando a tu felino y lo cierto es que será bastante difícil deshacer los planes y la mudanza debido al estrés de tu felino.

En casos como este, tendrás que tener paciencia con tu gato y, con suerte, y algo de tiempo se formarán nuevos hábitos que permitirán que la nueva situación sea un poco más cómoda.

Los objetos familiares y los difusores de feromonas son una gran ayuda cuando el estrés es causado por mudanzas o cambios drásticos en su entorno.

Si sabes de antemano que te vas a mudar, es útil empezar a usar el difusor de feromonas en tu antigua casa y luego usar el mismo en la nueva para que se familiarice más rápidamente.

Si has adoptado recientemente un nuevo gato, esto también puede causar bastante estrés. Te recomendamos que le des a tu gato un espacio seguro que sea únicamente suyo, lo que puede ayudar a reducir el estrés sustancialmente.

También es importante presentar al nuevo gato poco a poco, asegurándose de que tienen mucho tiempo para olerse y verse antes de que se les permita estar en el mismo espacio. Como siempre, asegúrate de tener una caja de arena por gato.

Cómo evitar que el gato se orine en la cama del perro

La manera de evitar que tu mascota se orine en la cama del perro depende, para empezar, de la razón por la que lo hace.

Si el gato está enfermo, la única forma de evitar que se orine en la cama del perro es tratarlo. Si el gato lo hace por razones de comportamiento, entonces la educación experta será necesaria.

Entrenamiento

En algunos casos, es posible que tengas que volver a entrenar a tu gato para que utilice la caja de arena. Esto sólo funciona para los gatos que se orinan por razones de comportamiento.

Por lo general, implica restringir el espacio al que tiene acceso tu gato. Para ello, enciérralo en la zona donde está ubicada la caja de arena para que esté más expuesto a ella.

Normalmente, y con algo de suerte, sólo necesitará estar expuesto a la caja de arena de esta manera, para volver a encarrilar su comportamiento.

Añade las cajas de arena

Si tienes varios gatos o una casa grande, es posible que necesites utilizar más de una caja. Si la caja está en un lado de la casa y tu gato se encuentra en el otro, probablemente decida que no vale la pena caminar hasta la caja de arena.

Además, algunos gatos son sensibles cuando se trata de usar la caja de arena después de que otros gatos la han usado.

Aunque tener más cajas disponibles no solucione necesariamente el problema de fondo, puede resultar útil en cualquier caso.

Conclusiones

  • La prevención es la mejor medicina. La salud de tu gato y la organización de tu casa determinarán en gran medida, si tu gato se hace pis en la cama del perro o no.
  • Tu mejor opción es asegurarte de que tienes varias cajas de arena repartidas por la casa.
  • Considera la posibilidad de lavar la cama de tu perro con frecuencia, incluso utilizando un líquido anti olores como vinagre.
  • Si tu gato muestra signos de estar enfermo, llévalo al veterinario lo antes posible. Lo último que quieres es dejar que tu gato sufra una infección de las vías urinarias, lo que, además de hacer que orine donde no debe, puede provocar toda una serie de problemas.
  • Si te centras en proporcionar el entorno adecuado a tu gato y mantenerlo sano, las probabilidades de que se orine encima de algo son bajas.
error: Content is protected !!