¿Los gatos pueden comer huevo? Preparaciones seguridad y beneficios

¿Puedo alimentar a mi gato con los huevos que sobraron en el desayuno? ¿El huevo es un alimento seguro para mi gato?

La respuesta a la primera pregunta es No, y a la segunda, depende…

Los huevos son seguros para los gatos en pequeñas cantidades, y cuando no contienen grasas adicionales y condimentos.

Sin embargo, no nos quedemos con esto.

Averigüemos un poco más sobre la mejor manera de suministrarle a tu gato este tipo de alimento, su conveniencia en términos nutricionales, y los casos en que es necesario o no, incorporarlo en la dieta de tu gato.

Pros y contras del huevo en la dieta de tu gato

El gato es considerado como un animal carnívoro obligado. Esto significa que no poseen la capacidad de digerir correctamente alimentos de origen vegetal.

Viven únicamente con una dieta de carne y subproductos cárnicos. Por lo tanto, es lógico que su constitución este naturalmente diseñada, para el consumo de proteína exclusivamente de origen animal.

La carne es uno de los alimentos más fáciles de digerir, y no requiere de un tracto gastrointestinal demasiado largo para procesarse, como es el caso de otros animales omnívoros y herbívoros.

Así que, los gatos tienen uno de los tractos gastrointestinales más cortos (en relación con el tamaño de su cuerpo) en comparación con cualquier otro mamífero [1].

Y dado que los huevos son esencialmente 100% proteína animal, muchos gatos salvajes son conocidos por asaltar los nidos de pájaros desprevenidos para consumir sus huevos.

Para muchos propietarios, la dieta carnívora es difícil de entender porque la mayoría de los animales no son carnívoros y, además, porque tienden a asociar equivocadamente a los gatos, con los perros o con nosotros mismos.

Sin embargo, los humanos y los perros somos omnívoros, es decir, que nos alimentamos tanto de vegetales como de animales.

Por lo tanto, y para entender mejor estas diferencias, podríamos afirmar que, el comportamiento en términos de alimentación que tiene un gato, se parece más a la de una pitón que a la de un perro, o un humano.

Por otro lado, es posible que los gatos domésticos consuman más huevo y ovoproductos de lo que piensas.

Muchos alimentos para gatos tienen agentes aglutinantes que ayudan a mantener las croquetas unidas, varios de los cuales se preparan a base de huevo.

La mala reputación de huevo

Sin embargo, no todo es perfecto y en algunos casos, los huevos tienen mala reputación.

Por ejemplo, aunque existe gran controversia al respecto, se cree que tienen un alto contenido de colesterol y que pueden causar problemas cardíacos en los humanos.

Y sí, los gatos también pueden desarrollar enfermedades del corazón. Sus problemas cardíacos generalmente caen bajo una de dos condiciones: miocardiopatía hipertrófica y miocardiopatía dilatada [2].

La miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad hereditaria agravada por la obesidad felina. Por lo tanto, es posible que un poco de huevo no agrave el problema, pero demasiado puede traer complicaciones.

Por otro lado, la miocardiopatía dilatada se ha relacionado con las deficiencias de taurina [3].

En este caso, podríamos decir que debido a que es una gran fuente de taurina, el huevo podría ayudar a prevenir la condición, más no sería conveniente suministrarle este alimento si ya la tiene.

Con lo anterior, podríamos concluir que, en términos generales, un gato sano puede comer huevo de manera segura.

De hecho, puede que existan algunos beneficios para su salud al hacerlo.

Ahora, sólo nos queda por evaluar la presentación en la que el huevo, resulta ser un alimento seguro para tu gato.

Huevos revueltos

GATO COMIENDO HUEVOS REVUELTOS

No existe mejor desayuno que unos buenos huevos revueltos y un par de tostadas. Es simple, delicioso y nutritivo.

Entonces, ¿qué hay de malo en compartir tu desayuno favorito con tu peludo compañero felino?

Bueno, en realidad no sólo es malo sino peligroso. Así que, sigue leyendo para conocer la manera segura de alimentar a tu gato con huevos revueltos.

Seguridad de los huevos revueltos en la dieta de tu gato

Si los huevos revueltos no contienen los mismos ingredientes que utilizas para preparar los tuyos, no son peligrosos.

De hecho, una pequeña porción de huevo revuelto especialmente preparado para tu gato, puede que resulte ser una deliciosa golosina.

Por supuesto, esto no significa que no debas tomar ciertas precauciones. Así que, sigue leyendo para conocerlas.

Precauciones cuando alimentas a tu gato con huevos revueltos

El hecho de que los huevos revueltos sean excelentes para tu gato no significa que no debas tener cuidado.

La sobrealimentación y los ingredientes adicionales usados en su preparación, son cosas que hacen más daño que bien.

Para evitarlo sigue las siguientes recomendaciones:

No les des demasiados huevos revueltos

Los huevos revueltos son excelentes para tu gato siempre y cuando se los suministres con moderación. Demasiado puede provocar problemas de sobrepeso, y si éste ya existe, puede empeorar o exacerbar los síntomas asociados con la obesidad.

Así que, cuida la porción…

Los humanos podemos consumir entre uno y dos huevos, por lo que parece que un huevo revuelto no es demasiado para tu gato.

Sin embargo, ten en cuenta que tu mascota tan sólo tiene una fracción de tu tamaño, así que si, por sentido común, un huevo revuelto es demasiado para tu gato.

No agregues mantequilla, aceite y ningún condimento

No podemos enfatizar en esto lo suficiente.

Si vas a alimentar a tu gato con huevos revueltos, aliméntalo con huevo puro. Puede que pienses que un poco de cebolla, cebollín o ajo es algo que podría gustarle, sin embargo, estos alimentos son tóxicos y pueden ser fatales para tu gato.

Además, cualquier otro agregado de origen vegetal será bastante difícil de digerir. Así que quédate con lo básico, evita agregar cualquier cosa incluso la sal y no tendrás problemas.

Beneficios de alimentar a tu gato con huevos revueltos

Proteínas y Aminoácidos

Tu gatito utiliza 22 aminoácidos diferentes en su cuerpo y 11 de ellos se considerase esenciales [4]. El huevo proporciona 10 de esos importantes elementos nutricionales.

Ideales para sus garras y pelaje

Los huevos son una gran fuente de biotina. La biotina es parte del complejo B de vitaminas y también se conoce como vitamina H.

En los humanos, es particularmente importante para el cabello, la piel y las uñas y por supuesto, como es una proteína de origen animal, esto también se aplica a tu gato.

Por lo tanto, si deseas que tu gato tenga fuertes garras y un hermoso pelaje, asegúrate que obtenga de su dieta suficiente biotina.

Algunos criadores y dueños de gatos premiados, a menudo alimentan a sus gatos con huevos, para mantener sus pelajes bonitos y brillantes.

Ayudan a combatir la deshidratación

Los huevos no sólo contienen proteína. También contienen agua, que puede mantenerse en un determinado porcentaje incluso cuando se preparan revueltos.

Si tu gato por alguna razón se siente mal, es posible que no coma ni beba todo lo que debería.

Esto solo puede empeorar las cosas. Así intenta alimentarlo con huevo revuelto que además de humedad, contiene nutrientes que le ayudarán a recuperarse. No obstante, tienen cuenta que el huevo no sustituye la comida regular ya sea húmeda o seca.

En resumen…

¿Los gatos pueden comer huevos revueltos?

Absolutamente. De hecho, los expertos recomiendan que lo hagan [5]. Sin embargo, debe ser ocasionalmente y sólo como golosina, ya que el huevo no tiene por qué ser algo cotidiano en la alimentación de tu gato.

Huevos crudos

GATO COMIENDO HUEVO CRUDO

Si te has estado preguntando si es una buena idea alimentar a tu gato con huevos crudos, has llegado al lugar correcto.

Existe cierta controversia, ya que muchos expertos que, por lo general, representan reconocidas marcas comerciales de alimentos para gatos, recomiendan no alimentar a los gatos con huevos crudos.

Pero dado que los huevos son una excelente fuente de proteínas, pensamos que hay mucho más que discutir sobre este tema.

Así que, antes de dar una respuesta definitiva acerca de la seguridad de huevo crudo en la dieta de tu gato, echemos un vistazo a los siguientes conceptos:

Seguridad de los huevos crudos en la dieta de tu gato

Se ha difundido el concepto de que los huevos crudos no son seguros en la dieta de los gatos, básicamente por dos razones: riesgo de contaminación bacteriana y la presencia de avidina, un antinutriente presente en la yema.

Pero veamos esto más detenidamente y con una mayor dosis de investigación, ya que, en nutrición felina, no todo no es lo que parece:

Primero, los huevos crudos son portadores de bacterias como la salmonela y el e-coli, que pueden provocar problemas digestivos y otras afecciones graves en el gato.

Así que, estas peligrosas bacterias son la razón principal por la que deberías evitar que tu gato coma huevos crudos.

Pero, veamos esto un poco más de cerca: si el huevo es fresco, tiene una cáscara limpia y no tiene signos de descomposición (como yema diluida y mal olor), es completamente seguro de suministrar a tu felino.

Segundo, los huevos crudos contienen avidina. Un antinutriente que impide la absorción de vitamina B7 en los felinos, lo que, en teoría, podría producir una carencia de esta vitamina.

Sin embargo, conviene mencionar que el número de huevos crudos que tu gato tendría que comer para provocar una deficiencia de vitamina B7, tendría que ser bastante elevado, y es muy poco probable que un gato con una dieta normal y equilibrada, desarrolle dicha deficiencia por comer uno que otro huevo crudo.

Beneficios de los huevos crudos en la dieta de tu gato

Para entender más claramente los beneficios de huevo crudo en la dieta de tu gato, primero debemos saber que las proteínas, son el principal ingrediente en la dieta de un carnívoro obligado.

Los gatos utilizan las proteínas del mismo modo que nosotros utilizamos los carbohidratos para obtener energía, y realizar otras funciones corporales.

Por ello, una dieta rica en proteínas contribuye a reducir el apetito y favorece la pérdida de peso en algunos gatos, sobre todo, en aquellos que siguen una dieta con un alto contenido de carbohidratos, presentes generalmente en productos comerciales de baja calidad.

La mayoría de los expertos coinciden en que un gato requiere al menos 2 g de proteínas por cada gramo de peso corporal, y otros como los de PetMD [6], abogan por incrementar esas cifras.

Teniendo esto claro, entonces hablemos de lo que más nos interesa:

Los beneficios

El huevo es una excelente fuente de proteína, y muchos expertos dicen que es la mejor fuente de origen animal, disponible naturalmente.

Además de proteínas, los huevos proporcionan a los gatos una excelente fuente de taurina [7], que es responsable de la visión, la digestión y la función muscular.

Por otro lado, los huevos crudos, no contienen carbohidratos ni azúcares, así que no aportan ingredientes innecesarios en la dieta de tu gato.

Por lo tanto, hasta ahora, no existe ninguna razón para evitar el huevo crudo en la dieta de tu gato, y en ese sentido, ya contamos con el suficiente conocimiento para responder a la pregunta…

¿Los gatos pueden comer huevo crudo?

Sí, técnicamente los gatos pueden comer huevos crudos. Lo hacen en la naturaleza todo el tiempo.

No obstante, algunos expertos, y especialmente aquellos que trabajan con marcas de alimentos comerciales, aseguran que los gatos domésticos tienen un proceso de digestión diferente y, por lo tanto, algunos pueden manejar muy bien el huevo crudo; mientras que otros pueden experimentar dificultades.

Por otro lado, los seguidores de la dieta BARF, aseguran que el huevo crudo aporta una extraordinaria cantidad de aminoácidos, y nutrientes esenciales para gatitos y cachorros en crecimiento.

Haz clic aquí para conocer mas acerca de la dieta BARF.

Ten en cuenta: si decides alimentar a tu gato con nuevo crudo, debes saber que, la procedencia del huevo es totalmente irrelevante. Un huevo de supermercado, tiene el mismo riesgo de echarse a perder o contaminarse, que el huevo que compras en la tienda de tu barrio.

De la misma forma, también es irrelevante si es orgánico o no, a no ser, que pienses procesar la cáscara para suministrarle calcio a tu mascota. Si ese es el caso, es posible que la cáscara de los huevos comerciales haya sido tratada químicamente, y por lo tanto, debes evitarla.

Yema de huevo

La yema es la principal fuente de nutrientes y grasas que se encuentran en los huevos.

Contiene proteínas que tu gato puede digerir fácilmente, todas las vitaminas liposolubles (A, D, E y K), además de la colina, el ácido fólico, la biotina, el ácido pantoténico, vitaminas B1, B12 y B6, y minerales importantes como hierro, magnesio, zinc, potasio y calcio.

Por lo tanto, un poco de yema cruda o cocinada, será una excelente y saludable golosina para tu gato.

Sólo ten cuidado con su alto contenido calórico. Esto significa que debe darse como un capricho ocasional, para evitar la sobrealimentación, sobre todo si tu gato es propenso a la obesidad.

Del mismo modo, las claras de huevo son igualmente buenas para los gatos. Tienen menos grasa que la yema, pero igualmente deben ser administradas con moderación.

¿Por qué yema cocida?

Además de ser una presentación que facilita la administración del alimento, cocinar la yema inactiva la avidina [8], que como dijimos anteriormente, es un antinutriente [9] que evita la absorción de vitamina B7.

Beneficio de la yema de huevo para los gatos

Los huevos se consideran un alimento integral, lo que significa que contienen una gran cantidad de proteína vitaminas y minerales.

Y además de eso, la yema contiene el mayor porcentaje de grasa, y calóricamente es más significativa que la clara.

Es por eso que debes tener mucho cuidado de no sobrepasar, la ingesta calórica para evitar el sobrepeso.

Por otro lado, según un artículo de revisión publicado en 2021 por la revista de nutrición clínica y metabolismo:

“La suplementación de selenio en la dieta de las aves podrá reflejarse en el incremento de selenio en la yema de huevo, lo que ayuda a prevenir enfermedades y promover una mejor salud en humanos”.

Junto con la luteína y la zeaxantina, el selenio es un antioxidante natural.

No existen muchos estudios sobre dichos efectos de los antioxidantes en felinos, pero dado que se trata de una proteína, es posible que podamos extrapolar dichos beneficios a nuestra mascota.

Cómo preparar yema de huevo para tu gato

El hecho de que tu gato pueda comer yema de huevo cruda o cocida, no significa necesariamente que tengas que alimentarlo con ella.

Pero si estás haciendo la pregunta, es muy probable que lo hagas porque ya te ha quitado algo de tu plato. En cuyo caso, ya sabes cómo le gustan las yemas y cómo preparadas.

Puedes hervir la yema o, si quieres ser un poco más gourmet, revolverlos, pero dejando de lado la leche. Los huevos revueltos son fáciles de digerir y es probable que tu gato los encuentre más sabrosos que la sola yema cocida.

Sólo recuerda dejar de lado condimentos como sal y pimienta y evita ingredientes tóxicos como el ajo y la cebolla.

Seguridad de la yema de huevo en la dieta de tu gato

Si, es segura. Pero, aunque la yema de huevo tiene grandes beneficios nutricionales, también está repleta de calorías.

Así que, desde un punto de vista práctico, no existe ninguna razón de peso para tomar el riesgo de sobre alimentar a tu gato con este tipo de alimento, a no ser, que estés siguiendo una dieta correctamente estructurada que lo incluya.

Si no es así, todos los aminoácidos esenciales y las proteínas que contienen los huevos, los puedes conseguir de alimentos comerciales de buena calidad, y especialmente diseñados para lograr el mejor equilibrio nutricional en la dieta de tu gato.

Ahora, si estas pensando en cambiar la dieta de tu felino, por alternativas crudas o más naturales, mi recomendación es hacerlo bajo la guía profesional de tu veterinario o de un experto en dieta BARF.

¿Qué pasa con las claras de huevo?

Al igual que las yemas, las claras también son seguras para los gatos.

Algunas personas piensan que la yema puede tener mayores beneficios nutricionales que las claras, pero eso no está comprobado hasta ahora.

Lo que sí se sabe, es que la clara por sí sola contiene menos grasa y un menor contenido calórico.

En resumen…

¿Los gatos pueden comer yema de huevo?

Absolutamente, ya sea cruda o cocinada, le aportará una buena cantidad de nutrientes a tu gato.

Sólo debes cuidar muy bien la cantidad. Lo mejor, es asesorarte de un experto en nutrición felina, o seguir el consejo de tu veterinario para evitar la sobrealimentación.

Huevos duros

Un huevo duro es un huevo que se cocina hasta el punto en que la yema y la clara estén sólidas. Los huevos duros a menudo se usan como refrigerio rico en proteínas o como parte de una comida.

Ahora, muchas personas prefieren cocinar el huevo ya que, al hacerlo, mata cualquier tipo de bacteria y de paso, neutraliza los efectos de la proteína avidina, permitiendo la absorción de vitamina B7.

Por lo tanto, cuando se trata de alimentar a tu gato con huevo, podríamos decir que esta es la más segura y práctica presentación en la que puede suministrar este alimento.

Seguridad de los huevos cocidos en la dieta de tu gato

Cuando se trata de suministrar huevo a tu mascota, debes asegurarte de que se encuentre en buen estado, y muchos expertos y veterinarios aconsejan que el huevo este cocido.

Sin condimentos

No agregues condimentos, mantequilla o queso. Muchas investigaciones de nutrición felina coinciden en que los ingredientes con que normalmente sazonamos nuestros huevos, pueden causar problemas si los gatos las consumen, así que mantén el huevo simple y sin condimentar.

Quita toda la cáscara

Los perros no tienen problema en comerse la cáscara, pero en el caso de los gatos, cualquier pedazo puede hacer que tu gato se ahogue.

Si es un cuervo hervido, también debes quitar la membrana delgada que une la clara con la cáscara, ya que puede causar que tu gato se atragante.

Trocea el huevo

Otra cosa que puedes hacer para mejorar la seguridad y evitar que se atragante, es suministrar el huevo en trozos muy pequeños, de tal forma que tu gato los pueda masticar y tragar fácilmente.

En resumen…

¿Los gatos pueden comer huevos duros?

Por supuesto que sí, es más, muchos veterinarios y expertos en nutrición felina, coinciden en que es una de las mejores maneras en la que puedes suministrar huevo a tu felino.

Huevo frito

El problema con el huevo frito es el aceite, y otros posibles ingredientes adicionales que se agregan inadvertidamente durante el proceso.

Primero está el aceite, que incrementa la carga calórica del alimento

Segundo, cuando fritas un huevo, lo más probable es que lo hagas en la misma cacerola en que preparas los huevos de tu familia y, por lo tanto, esta tendrá rastros de sal y otros condimentos potencialmente dañinos para tu felino.

En resumen…

¿Los gatos pueden comer huevos fritos?

No, no es aconsejable que tu gato consuma huevo frito.

Cáscaras de huevo

Bien, no podríamos cerrar esto sin mencionar lo beneficiosa que puede resultar la cáscara de huevo.

Esta es una excelente fuente de calcio, que puede ayudar a mantener saludable los huesos y dientes de tu gato, especialmente en los casos en que lo alimentas con una dieta cruda.

Haz clic para saber cómo preparar calcio casero para gatos.

Conclusiones

  • Si, los gatos pueden comer huevo.
  • Puedes suministrar huevos revueltos a tu gato, pero sin ningún tipo de agregado o condimento.
  • Aunque tu gato puede comer huevo crudo como parte de una dieta cruda, los veterinarios aconsejan suministrarlo cocido.
  • La contaminación bacteriana es un riesgo mínimo, siempre y cuando el huevo se encuentre en buen estado.
  • La yema se puede suministrar cruda o cocida, contiene la mayor cantidad de nutrientes. Tiene un alto contenido calórico por lo que debe suministrar la moderadamente.
  • Los huevos duros (cocidos) son la mejor y más práctica manera de suministrar huevo a tu gato.
  • No se aconseja suministrarle a tu gato huevo frito.
  • La cáscara de huevo se puede utilizar para un suplemento casero de calcio.

Fuentes

  • [1] Introduction to the Digestive System of Cats. (n.d.). Cathealth.Com. Retrieved March 3, 2022, from Introduction to the Digestive System of Cats
  • [2] Kittleson, M. D., Meurs, K. M., & Harris, S. P. (2015). The genetic basis of hypertrophic cardiomyopathy in cats and humans. Journal of veterinary cardiology : the official journal of the European Society of Veterinary Cardiology, 17 Suppl 1(Suppl 1), S53–S73. https://doi.org/10.1016/j.jvc.2015.03.001
  • [3] Taurine In Cats | VCA Animal Hospitals. (n.d.). Taurine in Cats. Retrieved March 3, 2022, from Taurine In Cats | VCA Animal Hospitals
  • [4] Nutritional needs of cats and dogs – FEDIAF. (n.d.). NUTRITIONAL NEEDS OF CATS AND DOGS. Retrieved March 3, 2022, from Nutritional needs of cats and dogs – FEDIAF
  • [5] Chewy Editorial. (2015, February 13). 6 Superfoods For Cats (Yes, They Do Exist!). BeChewy. Retrieved March 3, 2022, from 6 Superfoods For Cats (Yes, They Do Exist!) | BeChewyhuevos crudos
  • [6] Sulik, K. D. (2022, January 10). Do Cats Need High-Protein Cat Food? PETMD. Retrieved March 3, 2022, from Do Cats Need High-Protein Cat Food?
  • [7] Llera, R. (n.d.). Taurine In Cats | VCA Animal Hospitals. VCA Hospitals. Retrieved March 3, 2022, from Taurine In Cats | VCA Animal Hospitals
  • [8] avidin | chemistry. (n.d.). Encyclopedia Britannica. Retrieved March 3, 2022, from avidin | chemistry | Britannica
  • [9] Martín, F. (2017, July 12). Los antinutrientes, compuestos naturales que interfieren con la absorción de nutrientes. antinutrientes. Retrieved March 3, 2022, from Los antinutrientes, compuestos naturales que interfieren con la absorción de nutrientes | restauracioncolectiva.com