Averigua la raza de tu gato con estos 3 métodos

El gato de mi hijo llamado Gato sentado en el arbol del frente
Credito Imagen: Nelson Villegas Naranjo

Cuando compras un gatito de criador o en una tienda de mascotas, sabrás exactamente qué tipo de gato estás recibiendo.

Pero si lo adoptas de un refugio o de la calle, obtienes una mezcla de rasgos físicos y de comportamiento, sin una raza específica a la que puedas señalar.

Incluso, si tu gato es de raza pura y no lo sabes, identificar la raza específica a la que pertenece tu felino, puede ser complicado, cuando no cuentas con la suficiente información.

Por suerte, en esta guía encontrarás 3 métodos que te permiten identificar la raza de tu gato.

Sigue leyendo para saber conocerlos…

¿Tu gato es un moggie o un pura raza?

Antes de tratar averiguar cuál es la raza de tu gato, es importante tener en cuenta la diferencia entre gatos de raza pura y mestizos, también llamados gatos sin pedigrí, moggie, o erróneamente gatos de raza mixta, para definir un gato del que no se conoce la raza, ni tampoco, la raza de sus padres.

El gato de pura raza

Los gatos de pura raza son más fáciles de identificar ya que cada raza tiene características específicas, que ayudan a definirla.

Así que, sólo basta con averiguar que raza comparte los rasgos que presenta tu gato, para tener una idea bastante aproximada de su procedencia genética.

El gato moggie

Por otro lado, ten en cuenta que la mayoría de gatos domésticos no son de raza pura, así que, cualquier felino en particular podría ser un gato de raza mixta (mezcla de dos o más razas oficiales), o un moggie.

En ese sentido, los gatos mestizos son una amalgama y, por lo tanto, no existen estándares de raza que puedas usar para identificarlos con precisión.

Si ese es el caso, entonces muy seguramente valdrá el esfuerzo identificar aquellas razas que contribuyeron a la conformación física, y comportamiento de tu gato.

Ahora, es posible que esto resulte en una tarea bastante dispendiosa, pero si utilizas los rasgos de identificación que discutimos a continuación, es absolutamente posible llegar a una suposición informada, acerca de las razas que componen la genética de tu gato.

Cómo saber la raza de tu gato

Lo cierto es que existen demasiadas razas como para enumerar los rasgos específicos de cada una. Si lo hiciéramos, este artículo sería escandalosamente largo, ¡y nunca llegarías al final!

En lugar de ello, te ayudaremos a identificar la raza de tu gato a través de 3 métodos diferentes, pero sin abrumarte con demasiada información.

El primer método consiste en usar las listas de razas incluidas más adelante. Estas se relacionan con las características que tienen mayor relevancia la hora de identificar la raza de un felino.

Así pues, si en la lista aparece una raza que cumple con las características que presenta tu mascota, entonces la posibilidad de que tu gato pertenezca a dicha raza es bastante alta.

El segundo método se apoya en el primero, pero es mucho más preciso. En este, usarás datos muy específicos de tu gato relacionados con su pelaje, peso, tamaño y otras particularidades, para realizar una búsqueda en nuestro sitio, siguiendo un sencillo proceso de tres pasos.

El tercer método consiste en la realización de una prueba genética. Por supuesto, en términos de precisión es un método muy superior a los anteriores, pero igualmente requiere tiempo y, dependiendo de la tecnología disponible en tu país, puede resultar bastante costoso.

Dicho esto, empecemos entonces a trabajar en la identificación de la raza de tu gato.

Método 1: encuentra los rasgos que identifican la raza de tu gato

Echemos un vistazo más de cerca a cada una de las siguientes características para que puedas usarlas en la identificación de la raza de tu gato, y así saber, si se trata de un gato de raza pura o mestizo.

Tamaño y peso

Los gatos se presentan en una gran variedad de tamaños. Desde pequeños enanos que pueden pesar solo 2 kg, hasta gigantes como el Maine Coon que a menudo sobrepasa los 10 kg.

El tamaño y el peso de tu gato pueden decirte mucho sobre su raza, ya que son dos parámetros altamente relevantes que se utilizan para clasificar oficialmente las razas.

Gatos grandes

Por lo general, las asociaciones clasifican formalmente un gato “grande” cuando este sobrepasa 7 kg, por lo que, en ocasiones, es fácil confundirlos con gatos de tamaño mediano.

Pero en otros casos no hay lugar a confusión pues, algunos ejemplares raros pueden llegar a pesar más de 13 kg.

Estos gatos no solo son pesados; también son muy largos y altos. Los gatos grandes generalmente miden más de 20 cm de alto y pueden alcanzar fácilmente una altura de 40 cm.

También son bastante largos, con aproximadamente 75 cm en el extremo más corto de la escala, hasta 120 cm en el tamaño récord. Si tu gato cumple con estos requisitos, puedes considerarlo un gato grande.

No existen muchas razas que alcancen este tamaño, así que, si tu gato es tan grande, identificarlo no debería ser demasiado difícil.

Algunos de los gatos grandes más comunes son:

Gatos medianos

La mayoría de las razas de gatos entran en la categoría de tamaño mediano.

Este es un grupo bastante grande por lo que, si tu gato se encuentra en esta categoría, su tamaño es una característica que por sí sola, no ayudará mucho con la identificación de la raza.

Sin embargo, en combinación con otros rasgos, es una característica que contribuye eficazmente a la identificación de su raza.

Los gatos medianos suelen pesar entre 4 y 7 kg. Si tu gato es más pesado, probablemente sea un gato grande, y si es más liviano, lo más probable es que sea un gato pequeño.

Gatos pequeños o enanos

Si tu gato pesa menos de 4 kg y es muy pequeño, pero ya está completamente desarrollado, es probable que la mascota que te acompaña sea un gato enano.

Afortunadamente, los gatos pequeños como este son bastante fáciles de identificar, ya que no existen muchas razas de gatos pequeños o enanos.

En este grupo, los Munchkins son los más conocidos, pero existen otras razas de enanos menos conocidas que comparten la genética Munchkin.

Forma de la cara

No todos los gatos tendrán caras cuya forma facilite la identificación de su raza. Sin embargo, algunos gatos muestran ciertas formas de cara, que permiten clasificarlos en categorías muy específicas, haciéndolos más fáciles de asociar con una raza en particular.

Gatos de cara plana

Ciertas razas de gatos tienen caras planas que parecen casi como si hubieran sido aplastadas desde el frente.

Estas se conocen como razas braquicefálicas y tienen cráneos más cortos en comparación a las típicas formas que presentan otras razas de gatos.

En algunas razas como los persas, este rasgo se considera deseable, y es un factor bastante diferenciador a la raza de las demás.

Desafortunadamente, las razas braquicefálicas son susceptibles a una gran cantidad de problemas de salud, debido a su estructura ósea única.

Algunos de los problemas más comunes que enfrentan estos ejemplares incluyen:

  • Complicaciones del parto
  • Problemas de la vista
  • Problemas de salud bucal
  • Infecciones respiratorias
  • Dificultad para respirar.

Afortunadamente, no existen muchas razas con caras planas, por lo que, si tu gato es claramente braquicéfalo, debería ser bastante fácil identificar la raza a la que pertenece tu gato.

Las más comunes son:

Gatos de cara estrecha

Lo opuesto a los gatos de cara chata son los felinos de cara estrecha que tienen caras triangulares. Existen incluso menos razas de gatos de cara estrecha que de cara plana.

El más popular de estos gatos es el siamés, aunque existen otros que incluyen:

Orejas

Con ciertos rasgos, la forma de las orejas de tu gato puede ser un claro indicio de su composición genética.

Por ejemplo, solo unas pocas razas tienen orejas dobladas o rizadas, lo que las hace fáciles de identificar.

Esta morfología de las orejas es causada por mutaciones genéticas, y se ha convertido en la característica definitoria de todas aquellas razas que la muestran.

Orejas rizadas

Las orejas rizadas tienen forma de arco. Se enroscan hacia atrás y sobresalen de tal forma que parecen un conjunto de pequeños cuernos.

Solo unas pocas razas muestran orejas rizadas, entre las que se incluyen las siguientes:

Orejas plegadas

Aunque son bastante diferentes, los gatos de orejas plegadas a menudo se agrupan junto con los gatos de orejas rizadas.

Sin embargo, la diferencia más importante es que los gatos de orejas rizadas generalmente son más saludables.

Aunque ambas características se deben a mutaciones genéticas, los gatos con orejas plegadas pueden presentar problemas de salud, como deformidades, artritis, sordera, infecciones y más.

Esto se debe a que el gen que causa el plegamiento de sus orejas afecta el cartílago de todo su cuerpo.

El Fold escoces es la única raza que muestra este rasgo, por lo que, si tu gato tiene las orejas dobladas, definitivamente tiene algo de esta raza en su composición genética.

Orejas con mechones, puntas de lince y otras características

Conocidos como puntas de lince, son mechones de pelo que crecen en las puntas de las orejas del gato.

Otras características similares incluyen pelos que crecen dentro de las orejas del gato.

Estas características te permitirán reducir las opciones a las siguientes razas:

Ojos

Los gatos pueden mostrar una amplia gama de colores de ojos y entre las más comunes se incluyen:

  • Marrón
  • Avellana
  • Oro
  • Verde
  • Azul

Cuando los ojos de tu gato son ambos del mismo color, eso no te dice mucho sobre su raza. Sin embargo, algunos gatos tienen cada uno de sus dos ojos de diferente color.

Esta es una característica que se conoce como heterocromía, y es una anomalía genética que solo unas pocas razas pueden mostrar.

Si ese es el caso de tu gato, es probable que pertenezca a alguna de las siguientes razas:

Pelaje

El pelaje de tu gato puede ofrecer otra pista sobre su raza.

Los gatos pueden tener muchos tipos de pelaje diferentes, en términos de longitud, forma y cantidad.

Dichas características se denominan como; pelaje corto, largo, rizado y sin pelo, cuando presenta ausencia de pelaje.

Y en este sentido, muchas razas se reconocen por tener un tipo específico de pelaje, y algunas incluso, reciben el nombre de sus pelajes, lo que facilita considerablemente la identificación de su raza.

Gatos de pelo largo y semilargo

Los gatos de pelo largo requieren mucho mantenimiento, ya que, tienen un pelaje largo y esponjoso que además incrementa la apariencia de su tamaño, haciéndolos mucho más grandes de lo que realmente son.

Algunas de las razas con pelaje largo más conocidas son:

Largo

Semilargo

Gatos de pelo corto

Al contrario de los gatos de pelo largo, los gatos de pelo corto requieren menos mantenimiento que los gatos de pelo largo y sus pelajes son más fáciles de cuidar.

Estas son algunas de las razas de pelo corto más comunes:

Gatos de pelo rizado

Por supuesto, como su nombre lo indica estos gatos tienen un pelaje crespo y también se presentan con pelo largo o corto.

Por lo que tu gato de pelo rizado también podría clasificarse como un gato de pelo rizado corto o largo.

Este tipo de pelaje es un poco más difícil de mantener que el pelaje de pelo recto.

Algunas de las razas de pelo rizado más conocidas son:

Gatos sin pelo

Los gatos sin pelo tienen un aspecto único y son fáciles de identificar. Como ejemplos famosos podríamos citar al Sr. Bigglesworth, la mascota sin pelo del Dr. Malito de las películas de Austin Powers, o el gato que es cazado en la primera escena de la película El Libro De Los Secretos protagonizada por Denzel Washington.

Estos gatos son populares entre las personas que sufren de alergias a los gatos debido a la ausencia de pelo.

En vista de que no existen demasiadas razas sin pelo, si tu gato presenta esta característica, es probable que pertenezca a una de las siguientes:

Colores, patrones y marcas

Si bien el color de tu gato no ofrecerá una respuesta precisa sobre su raza, ciertos colores, patrones y marcas son específicos de ciertas razas, lo que agrega una pista más, al parámetro de búsqueda que puedes usar para determinar de qué raza es tu gato.

Color sólido

Los gatos que muestran un solo color son gatos de color sólido y pueden presentarse en variados colores que incluyen, negro, blanco, marrón, rojo y más, pero en un patrón uniforme y único.

Bicolor

Los gatos bicolores muestran dos colores en su pelaje. También conocidos como píos, estos gatos tienen un color base principal y el segundo color es el blanco, que puede ocupar la mayor parte del pelaje del gato o solo una pequeña parte.

Muchas razas pueden presentar pelajes bi color y algunas de las más populares son:

Carey

Los gatos carey son similares a los gatos bicolores, pero no tienen blanco en el pelaje. En cambio, tienen un color base y cualquier color secundario que aparece como parches mezclados con el color base.

Los colores de carey más comunes son el rojo y el negro, aunque muchos otros colores se muestran en patrones de carey como azul, chocolate, naranja, amarillo y crema.

Sin embargo, esta es una característica que no te ayuda mucho, ya que tanto los gatos de raza pura como los gatos mestizos, pueden exhibir patrones carey por igual.

Calicó

Los gatos calicó son bastante raros. Solo uno de cada 1000 gatos es calicó.

Estos gatos tienen pelajes tricolores. Uno de los colores es el blanco; los otros dos colores pueden ser cualquier cosa.

Casi todos los gatos calicó son hembras. Solo uno de cada 3000 gatos calicó nace macho, y la mayoría de ellos son estériles y no todas las razas pueden presentar patrones de calicó.

Así que, si tu gato tiene esta característica, es posible que pertenezca a alguna de las siguientes razas:

Patrón puntiagudo

Es posible que hayas oído hablar de gatos con pelaje de “color puntiagudo”.

Esto significa que su cara, patas, orejas y cola muestran una coloración oscura que contrasta con el color claro que muestra el resto de su pelaje.

Por lo general, las puntas vienen en casi cualquier color, al igual que el color de la capa base. No todas las razas pueden mostrar este patrón puntiagudo en su pelaje, pero las siguientes sí:

Cola

La mayoría de los gatos tienen colas bastante estándar que no te ofrecerán mucha información sobre la genética del gato.

Sin embargo, existe un tipo particular de cola que puede ser una gran pista para ayudarte a determinar la raza de tu gato: la cola corta.

Cola corta

Solo unas pocas razas muestran cola corta, y muchas de ellas llevan el nombre de esta característica, ya que es muy poco común.

Esta cola a menudo se ve como si estuviera recortada, pero esto es algo que ocurre naturalmente.

Entre las razas que tienen cola corta se incluyen:

Comportamiento

Si bien es cierto que cada gato es un individuo y tiene su propia personalidad única, algunos rasgos de comportamiento son típicos de ciertas razas.

Por lo tanto, si tu gato muestra ciertos rasgos de temperamento, es posible que esto te encamine hacia una raza en particular.

Más inteligentes

La mayoría de la gente considera que los gatos son criaturas bastante inteligentes. Sin embargo, algunas razas son notablemente más inteligentes que otras.

Las siguientes, son razas conocidas por mostrar niveles de inteligencia por encima del promedio:

Mas ruidosos

Muchos gatos son criaturas tranquilas y reservadas, pero otros son extremadamente vocales y les encanta ronronear, cantar o conversar con sus dueños.

En su máxima expresión, este es un rasgo poco común, así que si tu gato es demasiado hablador posiblemente pertenezca a una de las siguientes razas:

Más tranquilos y dóciles

Como depredadores naturales, muchos gatos están en movimiento todo el tiempo.

Estos felinos tienen mucha energía y les encanta jugar, cazar, perseguir, escalar y, en general, gastan toda su energía en una variedad de formas.

Menos comunes son los gatos que suelen ser tranquilos, reservados y dóciles por lo que resultan más fáciles de identificar.

Algunas de las razas de gatos más tranquilas son:

Más amigables

Los gatos tienen la reputación de ser un poco distantes y engreídos, pero algunos son todo lo contrario.

Estos gatos son criaturas amistosas y atractivas que se acercarán a cualquiera para obtener un buen masaje.

Algunas de las razas de gatos más amigables son:

Mas independientes

Algunos gatos solo desean tu atención cuando deciden que la quieren, y cuando llega ese momento, son bastante inflexibles, no es una petición.

Estos felinos mandones e independientes se creen los dueños de la casa, y se sienten a cargo de todo lo que ven.

Si cada vez que entras a tu casa tienes la sensación de que tu gato es el que te la presta para que vivas en ella, posiblemente tu felino pertenezca a una de las siguientes razas:

Les gusta el agua

Es un hecho bien conocido que la mayoría de los gatos aborrecen el agua, y hacen todo lo posible para mantenerse alejados de charcos, grifos y piscinas.

Pero algunas razas, no le temen al agua. De hecho, algunos son excelentes nadadores:

Método 2: búsqueda de la raza en nuestro sitio

Como se mencionó al principio, puedes usar los rasgos que exhibe su gato para realizar una consulta de búsqueda en nuestro sitio.

Se trata de escribir una lista con las características que hemos cubierto en el método 1, para realizar una consulta en la barra de búsqueda que aparece al final de este método.

Para ello, sigue los siguientes pasos:

Paso 1: estandariza los términos de búsqueda

Cualquier término de búsqueda que uses en el sitio te ayudará a orientarte en la dirección correcta.

Sin embargo, es importante estandarizar los términos de búsqueda. De esta manera, el buscador podrá reducir las opciones a una, o a la combinación de varias razas posibles.

Así pues, los siguientes, son algunos ejemplos de los términos que debes usar para buscar la raza de tu gato en este sitio.

Términos para:

  • Tamaño y peso: cualquier número de 2 a 13 kilogramos.
  • Forma de la cara: plana o estrecha.
  • Orejas: rizadas o plegadas.
  • Ojos: heterocromía
  • Pelaje: corto, semilargo o largo.
  • Colores patrones y marcas: sólido, carey, calico o puntiagudo
  • Cola: corta
  • Comportamiento: inteligente, hablador, tranquilo, amigable, independiente o le gusta el agua.

Paso 2: organiza los términos de búsqueda

A continuación, te mostramos la manera en que debes organizar los términos de búsqueda y algunos ejemplos.

Por ejemplo, digamos que tu gato es de pelo corto, tiene 10 cm de altura, pesa 3 kg, es muy hablador y tiene un patrón de color puntiagudo en su pelaje.

En este caso, apunta en una hoja los siguientes datos separados por espacios:

corto 10 3 hablador puntiagudo

Paso 3: ingresa los datos en nuestro motor de búsqueda

Después de organizar las características de tu gato según el paso 2, procede a escribir cada una de ellas en el cuadro de búsqueda que se encuentra al final de este paso, y haz clic en “Buscar”.

En la ventana de búsqueda debería verse algo parecido a la siguiente imagen:

Buscador de raza

NOTA

Es probable que los resultados que obtengas no sean definitivos, pero el uso de una consulta de búsqueda tan específica como esta, reducirá considerablemente las opciones, y te dirigirá hacia aquellas razas que tengan más sentido.

Además, esto también te ayudará a determinar si tu gato es la combinación de varias razas, en cuyo caso, significa que no pertenece a ninguna raza oficial en particular y, por lo tanto, entra en la categoría de raza mestiza o gatos sin pedigrí.

Una vez que hayas dado clic en buscar, el sitio te arrojará unos resultados, a través de los cuales podrás navegar e identificar las imágenes que más se parezcan más a tu gato.

Haz clic en la imagen, y verifica si tu mascota presenta las mismas características que se describen para la raza en términos de comportamiento, otras características físicas adicionales y posibles problemas de salud asociados a la raza.

Método 3: Pruebas genéticas

Aunque sigas todas las pautas que hemos establecido anteriormente, es posible que no estés 100% segur@ de la raza de tu gato, a no ser que realices una prueba genética.

Esta prueba se sumergirá en el ADN de tu gato para determinar su composición genética, para brindarte una respuesta precisa, acerca de la raza o razas a la que pertenece tu gato.

Esto es especialmente útil para los gatos sin pedigrí. A menudo puedes identificar la raza de un gato de raza pura por sus rasgos. Pero los gatos mestizos pueden mostrar rasgos de varias razas, lo que dificulta considerablemente la identificación de su linaje. Sin embargo, las pruebas genéticas pueden sortear este inconveniente con bastante facilidad.

Si estás interesado en obtener más información sobre las pruebas genéticas necesarias para identificar la raza de tu gato, tu veterinario puede ayudarte.

El beneficio más importante de las pruebas genéticas

Un beneficio adicional de las pruebas genéticas es que te además de la raza, te brindará mucha más información acerca de tu gato.

Por ejemplo, una prueba genética que puede suministrar información muy importante sobre la salud de su gato.

Esto incluye posibles problemas de salud que puedan surgir en el futuro y que justifiquen la toma de precauciones adicionales desde ahora.

error: Content is protected !!