¿Los gatos pueden comer insectos? ¿Es malo para para su salud?

Si has mirado a tu gato jugar sabes lo mucho que le gusta ir detrás de cada bicho que encuentra dentro o fuera de casa, y quizás eso te haya llevado a preguntarte: ¿es realmente seguro que los gatos coman insectos?

La buena noticia es que la mayoría de los insectos que come tu gato son seguros. Sin embargo, existen algunos con los que deberías tener mucho cuidado.

Pensando en ello, y para que mantengas a salvo tu gato, adelante encontrarás los insectos más comunes que tu gato puede atrapar, matar y comer, pero que podrían causarle molestias leves, o incluso, problemas de salud realmente graves.

¿Por qué los gatos comen insectos?

Hay varias razones por las que los gatos domésticos comen insectos. En primer lugar, es una manera de satisfacer su instinto de casa. Los gatos son depredadores naturales y les encanta perseguir y atrapar. así que, cuando ven un insecto, sencillamente no pueden resistirse a la cacería.

Además, aunque no es la mejor manera, ni tampoco la más eficiente, dependiendo del insecto, pueden obtener cierta cantidad de nutrientes. Algunos insectos son una rica fuente de proteínas, grasas y vitaminas.

No todos los insectos son saludables para los gatos. Algunos insectos pueden picar o envenenar a los gatos si los comen. Si cree que su gato ha sido picado o envenenado por un insecto, llévalo inmediatamente al veterinario.

Insectos peligrosos y no peligrosos

No todos los insectos son seguros para los gatos, y algunos pueden incluso ser peligrosos. Conócelos:

Arañas

araña parda, araña reclusa y viuda negra

La mayoría de las arañas, especialmente las arañas domésticas más pequeñas, no suelen hacer daño a los gatos. Pero cualquier tipo de araña que pueda dañar a una persona, también es peligroso para los gatos. Además, en caso de una picadura, como el gato es más pequeño, el veneno causará mayor daño. Arañas a las que debes prestar atención

  • Araña Viuda negra (además de otros tipos de viudas)
  • Araña vagabunda
  • Araña reclusa parda.

La mordedura de una araña venenosa puede provocar problemas de salud importantes e incluso la muerte.

Otras en cambio, causan una reacción local que de no tratarse puede convertirse en una herida importante y/o causar en el gato diarrea, vómito, caminar como borracho, temblores musculares y parálisis.

Si crees que tu gato ha sido mordido por una araña venenosa, llévalo inmediatamente al veterinario. Si se ha comido una araña, es poco probable que el veneno le afecte debido al ácido del estómago.

Pero es una buena idea observarlos durante 1 o 2 días para asegurarse de que no hay ningún problema.

Abejas, abejorros y avispas

insectos que pican como abejas, abejorros y avispas

Para un gato juguetón, estos insectos que vuelan, zumban y pican suelen ser objetivos realmente tentadores, para perseguir y cazar.

Pero las picaduras pueden ser muy dolorosas, y sobre todo, porque los gatos tienen reacciones alérgicas como los humanos,

De hecho, los gatos suelen lamer el lugar de la picadura, lo que puede iniciar o agravar cualquier irritación.

Si tú gato ha sido picado, tu veterinario puede sugerirte que le suministres un antihistamínico llamado difenhidramina. Si tienes un gato, este medicamento es algo que desearás tener a la mano en este tipo de situaciones.

Sin embargo, no debes administrarlo a menos que un profesional lo indique. De la misma forma, si tu gato tiene una fuerte reacción después de haber sido picado, debes llevarlo urgentemente al veterinario.

Mariposas, orugas y polillas

oruga

La mayoría de las mariposas y polillas no hacen daño a los gatos.

Algo que por supuesto es una buena noticia teniendo en cuenta que a casi todos los gatos les fascina correr detrás de ellas.

Algunas orugas pican lo que podría causar incomodidad a tu gato. Por lo general, la picadura de la oruga común no suele ser peligrosa, pero aquellas exóticas de gran tamaño, suelen ser peligrosas y tóxicas.

Otros insectos como la polilla tigre de jardín resulta muy venenosas y tu gato la ingiere, y eso también ocurre con sus orugas. Sin embargo, no se sabe el nivel de afectación que sufrirá tu gato.

Otra cosa importantísima a tener en cuenta en relación a las polillas, es que las bolas de naftalina son extremadamente venenosas para los gatos.

Una sola polilla muerta contaminada con naftalina puede causar una importante intoxicación en el felino. La razón de este nivel de toxicidad, es que se trata de pesticidas sólidos y concentrados. Así que, si tienes un gato, para mayor seguridad utiliza en su lugar virutas de cedro.

En ese sentido, es importante notar algunos signos que tu gato puede tener cuando a ingerido naftalina:

  • Vómitos
  • Letargo
  • Dificultad para respirar
  • Convulsiones
  • Debilidad
  • Temblores
  • Ciempiés

Los pequeños ciempiés que normalmente habitan tu casa generalmente no le hacen daño a tu gato.

Pero algunos tienen veneno y son capaces de morder para capturar presas. Esto no es un problema para los más pequeños, pero los más grandes podrían morder y herir a tu gato.

El veneno del ciempiés puede causar debilidad y fiebre. Vigila a tu gato si crees que ha sido mordido, y si presenta problemas o un comportamiento extraño, llévalo al veterinario cuanto antes.

Escorpiones

Escorpión amarillo muy venenoso

Los gatos que juegan con escorpiones son susceptibles de ser picados. Las consecuencias de una picadura pueden ir desde una leve reacción localizada hasta tener problemas para respirar, vómitos u otros comportamientos inusuales.

Si vives en una zona con escorpiones, es importante que estés atento y comprendas la forma en que pueden afectar a tu gato. Si crees que ha sido picado, llévalo al veterinario.

Hormigas

hormiga conga cuya picadura es muy dolorosa

Las hormigas no suelen hacer daño a tu gato. Sin embargo, las grandes hormigas negras sí que pueden picar a tu gato. Sin embargo, estas mordeduras suelen ser diminutas y no causan ningún daño. En cambio, las hormigas de fuego suelen ser extremadamente peligrosas para los gatos.

Sus picaduras son venenosas, dolorosas y pueden provocar reacciones alérgicas muy graves, que incluso llegan a causar anafilaxia. Si tu gato ha sido mordido por alguna hormiga de fuego, para estar seguros es mejor que lo examine un veterinario de inmediato.

También es importante tener en cuenta que los espray químicos para hormigas pueden dañar a tu gato. Por eso, asegúrate de buscar productos que sean seguros para mascotas.

Escarabajos, grillos, saltamontes y cucarachas

Escarabajos, grillos, saltamontes y cucarachas

Los insectos con cuerpos duros, como los escarabajos, grillos, saltamontes y cucarachas, no suelen ser tóxicos para su gato. Pero cuando un gato ingiere uno de sus exoesqueletos, puede causarle molestias gastrointestinales, problemas digestivos e irritación bucal.

Las cucarachas suelen ser portadoras de parásitos, por lo que es conveniente mantener un producto antiparasitario para tu gato.

Pulgas, moscas, mosquitos y garrapatas

Pulgas, moscas, mosquitos y garrapatas

Las pulgas son un problema común para los gatos, y pueden causar desde picores hasta anemia. Un gato suele ingerir pulgas durante el aseo, y esto puede provocar una infección de tenia. Por eso es importante mantener a tu gato protegido con 1 control de pulgas efectivo y regular.

Si tú gato sale al exterior, es muy probable que se encuentre con garrapatas. El problema con las garrapatas es que son portadoras de enfermedades, que potencialmente podrían causar muchos problemas de salud a tu gato. Habla con un profesional en salud veterinaria para prevenir problemas de garrapatas.

Los mosquitos pueden provocar el gusano del corazón, un parásito que ataca a perros y gatos y que es potencialmente mortal.

Sin embargo, como el gato no es el mejor huésped para el gusano del corazón, no es tan común como en el caso de los perros. Pero cuando lo contraen, aparecen en los pulmones.

Dado que no existe ningún tratamiento para los gatos, los médicos veterinarios generalmente emplean Milbemicina oxima, como medida preventiva para el gusano del corazón.

Las moscas es uno de los insectos a los gatos más les encanta perseguir y comúnmente se piensa que comer moscas puede causar infecciones por parásitos, pero no existe evidencia acerca de que esto sea cierto.

Lo más probable es que una mosca de vez en cuando no le haga daño a tu gato.

Sin embargo, es el menor de los problemas. Si tú gato está exteriores, en algún momento las moscas depositan sus huevos en la piel del animal.

La larva se adentra y crece. Si esto le ocurre a tu gato, aparecerá un pequeño bulto bajo su piel. El bulto tiene un pequeño agujero perfectamente redondo en la parte superior por donde respira un feo gusano que con el tiempo se vuelve enorme.

Si notas esto en tu gato, no intentes quitarlo. Llévalo al centro veterinario para que el parásito sea eliminado adecuadamente y luego lo traten para una posible infección secundaria.

Conclusión

Los insectos hacen parte de la dieta natural de tu felino. En su mayoría, los bichos son inofensivos, pero, algunos pueden representar un peligro importante para la salud de tu gato.

Ahora, debemos tener en cuenta que el gato tiene un instinto natural, que lo protege de comer cosas peligrosas. En casi todos los casos, el contacto con insectos peligrosos ha sido por una causa accidental, en lugar de habérselo comido.

Sin embargo, es posible que a pesar de ello tu gato se coma al insecto equivocado y lo más probable, es que no te des cuenta, hasta que tu gato presente síntomas.

Si vives en un sitio donde abundan los escorpiones y las arañas venenosas, lo mejor es que lleves tu gato al veterinario ante cualquier comportamiento extraño.