¿Los gatos pueden comer papaya? Porque si y porque no

¿Alguna vez tu gato ha demostrado interés por la papaya que te comes?

Y si es así, posiblemente te hayas preguntado…

¿Puedo darle un pequeño bocado de esta fruta? ¿Mi gato se beneficia nutricionalmente de los beneficios de la papaya? ¿Es segura?

Respuesta corta: la papaya es segura para tu gato.

Respuesta larga: aunque la papaya no es tóxica para tu felino amigo, no deberías incorporarla como un alimento regular en la dieta de tu gato.

A continuación, examinaremos los aspectos nutricionales de la papaya, qué cantidad podría ser aceptable en caso de que quieras compartirla con tu gato, y porque no debería ser parte de su alimentación.

También hablaremos de lo que podría ocurrir, en el extraño caso de que tu minino coma demasiada.

Acerca de la papaya

La papaya es una deliciosa fruta tropical que los humanos consumimos habitualmente, en macedonias, sorbetes, tartas y zumos de frutas.

Y además de su delicioso sabor y agradable textura, es una fruta que ofrece múltiples beneficios para la salud de los humanos, porque resulta excepcionalmente rica en vitamina C, fibra y antioxidantes.

Según Medical News Today [1] para los humanos, el consumo de papaya promueve la salud del corazón, combate el estreñimiento y reduce el riesgo de enfermedades causadas por estrés oxidativo e inflamación crónica.

Sin embargo, ¿qué sabemos acerca de alimentar a tu gato con papaya? y acaso, ¿recibe los mismos beneficios que nosotros?

La papaya como alimento de tu gato

La papaya no es tóxica para tu gato. Sin embargo, los expertos no la recomiendan como parte de su dieta.

Los gatos tienen necesidades nutricionales específicas, y los nutrientes contenidos en las frutas, no son los adecuados por las siguientes razones:

Demasiada fibra y carbohidratos

Si le das a tu gato una pequeña porción de papaya de manera ocasional, no le hará daño. Sin embargo, en exceso puede provocar malestar estomacal y diarrea, en parte debido a su alto contenido de fibra y carbohidratos.

Demasiado dulce

Por otro lado, suministrar alimentos dulces a tu gato pueden generar problemas de salud, tales como obesidad y diabetes, y la papaya, al igual que muchas frutas tropicales contiene un elevado nivel de azúcar.

Además, tu gato no percibe el sabor dulce. Por lo tanto, lo más lógico es que no se decante por alimentos azucarados, y que su interés por la papaya, este generado más por curiosidad y capricho, que por necesidad o gusto.

La dieta ideal para tu gato

En términos de comportamiento alimentario, a los gatos se les denomina carnívoros obligados, carnívoros verdaderos o carnívoros estrictos [2].

Esto significa que no pueden sobrevivir sin comer carne, ya que, los nutrientes ideales para mantenerse fuertes y saludables, únicamente los encuentran en productos de origen animal.

Pero quizás la característica más importante, es que poseen un aparato digestivo exclusivamente adaptado para digerir proteínas de origen animal.

Y aunque pueden consumir pequeñas cantidades de alimento de origen vegetal, no poseen una fisiología apta para su digestión [3].

Esta es una característica que incluye tanto a los grandes felinos de la selva, como a nuestras queridas mascotas.

Porque la papaya no debe ser parte de su dieta regular

Como carnívoros estrictos, la dieta de tu gato debe constituir principalmente de carne, ya que es el alimento de donde obtiene la mayor parte de los nutrientes que requiere para vivir.

Esto también significa que a tu gato le cuesta mucho más digerir los nutrientes derivados de alimentos vegetales y, por lo tanto, las frutas y verduras le aportan muy poco o ningún valor nutricional a su dieta.

Más importante aún, carecen de la enzima necesaria para dividir el caroteno obtenido de alimentos de origen vegetal, en vitamina A, siendo la carne (especialmente hígado, carne de res y pescado) el único alimento de donde pueden obtenerla.

Esto deriva en la importancia de alimentar a tu felino con alimentos especialmente elaborados para gatos, ya que contienen el equilibrio correcto de vitaminas, minerales y nutrientes, además de la proteína animal esencial.

Con lo anterior, ya puedes tomar una decisión más informada, sobre la manera de alimentar a tu gato, y la razón por la que deberías elegir, alimentos fácilmente asimilables por su sistema digestivo.

También puedes hablar con tu veterinario para determinar cuál es la alimentación adecuada para tu gato en particular.

Preguntas frecuentes sobre gatos y papaya

¿Puedo darle papaya a mi gato?

Un mordisco o dos está bien cada vez que tu gato muestre interés. Sin embargo, no es necesario que lo alimentes a propósito o que incorpores esta fruta dentro de su dieta.

La papaya está llena de nutrientes y vitaminas, lo que la hace bastante buena para las personas. Sin embargo, también está llena de carbohidratos y azúcar, dos cosas que podrían causarle problemas de salud a tu felino.

¿A los gatos les gustan las frutas?

En la naturaleza, los gatos no suelen buscar fruta para comer. En cambio, buscan presas cuya principal composición nutricional consiste en un alto contenido de proteínas y grasas.

Esto no sucede de la misma forma con un gato doméstico. A diferencia de un felino salvaje, es posible que se interese en todo lo que sea que estés comiendo, incluida la papaya.

La ventaja es que, en su mayoría, los felinos son bastante buenos para moderar su ingesta de alimentos, por lo que es casi seguro que tu gato no coma demasiado, incluso, puede que únicamente se interese por lamerla.

En resumen, el gusto de los gatos por las frutas depende realmente de cada gato en particular. Y sobre la papaya, a algunos les encantará mientras que a otros no.

¿Está bien que una comida para gatos que contenga papaya?

Si bien la papaya no es un ingrediente común en la comida para gatos, puede que aparezca en algún alimento comercial.

Es más, en nuestra investigación encontramos un alimento húmedo a base de atún y papaya, que se vende como complemento alimenticio para gatos adultos.

Dicho complemento es producido por Schesir [4] una reconocida fábrica de alimentos para mascotas ubicada en Italia.

Además de ofrecer alimentos totalmente naturales, sin aditivos ni conservantes, ellos aseguran que su alimento húmedo de atún y papaya; nace a raíz de un estudio realizado por el Department of Veterinary Medical Sciences de la Universidad de Tokio [5], sobre la evaluación del impacto positivo de las frutas en la dieta de los gatos.

Sin embargo, no se cita el estudio ni tampoco se suministra ningún dato acerca de dichos beneficios.

Lo cierto es que, no tienes que preocuparte por la presencia de papaya en algún alimento comercial, siempre y cuando, puedas verificar que la proteína es estrictamente de origen animal.

Adicional a esto, ten en cuenta que el estándar de alta calidad en un alimento para gatos, es que la proteína de origen animal sea su primer ingrediente y en este caso, tenemos que este alimento húmedo de atún y papaya contiene 43.6% de atún, 4% de papaya y 2% de arroz.

¿Pueden los gatos comer semillas de papaya?

En realidad, no existe ninguna razón para que tu gato coma semillas de papaya o de ninguna fruta. No tienen mucho valor nutricional y en cambio, en grandes cantidades pueden representar riesgo de asfixia.

Además, es posible que a tu gato le resulte difícil masticar o que se le atasquen en sus dientes causándole incomodidad o lesiones en las encías.

Sin embargo, si tu gato se come accidentalmente algunas semillas de papaya, no hay de qué preocuparse.

¿Pueden los gatos comer papaya deshidratada?

La papaya deshidratada no es recomendable para gatos ya que, en este estado, el azúcar se concentra demasiado.

Esto significa que la papaya seca tiene un contenido excepcionalmente alto de azúcar, por lo que definitivamente no es un refrigerio saludable para tu gato.

Así que, si le das un poco de papaya, asegúrate de que se encuentre fresca y madura, aunque seguimos pensando que evitarla por completo es la mejor opción.

También te puede interesar: ¿Pueden los gatos comer garbanzos?

¿Cuál es la mejor manera de preparar la papaya para tu gato?

La mejor opción es evitar alimentar a tu gato con papaya. Como se dijo anteriormente, los beneficios de la papaya no son los mismos que en los humanos.

Además, si tenemos en cuenta que lo más sabroso de la papaya es su endulzado sabor, y sabiendo que tu gato no percibe lo dulce, no debería existir motivo alguno para ofrecerle papaya a tu gato.

Sin embargo, es posible que tu gato sea especialmente caprichoso y le guste la textura y humedad de la papaya. En este caso, la mejor forma de preparársela, es de la misma manera en que la prepararías para ti.

Asegúrate que esté lo suficientemente madura, sin piel ni semillas. Corta la fruta en pequeños trozos, o pon un poco de jugo en su cuenco de beber.

Conclusión

La papaya no es un alimento tóxico para tu gato, por lo tanto, será seguro si come algunos bocados.

Sin embargo, si por alguna extraña razón llega a comer demasiado, puede que experimente malestar estomacal y hasta diarrea.

En nuestra opinión, lo mejor es permitir que tu gato coma una pequeña cantidad de papaya siempre y cuando esté interesado.

Pues en términos de nutrición, no podemos ver ningún beneficio real en el hecho de incluir la papaya dentro de su dieta.


Fuentes y enlaces