Burmés

Tambien llamado Burmés europeo, el gato Burmés una raza doméstica originaria de Birmania, lo que explica su nombre.

Es probable que procedan de la frontera entre Tailandia y Birmania, pero se desarrolló principalmente en Estados Unidos y Gran Bretaña.

Wong Mau, la mamá de todos los Burmés …

La mayoría de los gatos actuales descienden de una gata llamada Wong Mau. Esta gata fue traida a Estados Unidos desde algún lugar de Birmania en 1930. La hembra fue cruzada con el Siamés, una raza de gatos muy desarrollada en América.

Y en algún lugar de Europa …

Por otra parte, algunos gatos fueron llevados a Gran Bretaña, en donde desarrollaron otro linaje del gato Burmés. Curiosamente, aunque las dos líneas son bastante distintas, la mayoría de la gente no las considera razas diferentes.

Los Burmès de color más oscuro son los más comunes. Sin embargo, actualmente se presentan en una amplia variedad colores y su reconocimiento formal, varía considerablemente en función de cada asociación.

Lo cierto es que, independientemente de su tipo o color, el Burmés es bien conocido por ser un gato juguetón, cariñoso y bastante hablador.

Características básicas

  • Altura: 25 a 30 cm
  • Peso: 3 a 5 kg
  • Esperanza de vida: 9 a 13 años
  • Colores: Sable, azul, leonado, rojo, chocolate crema, canela, carey
  • Adecuado para: Familias que buscan gatos juguetones
  • Temperamento: Activo, curioso, adaptable.

Convivencia

Características y comportamientos basados en experiencias y opiniones de sus dueños:

Te encantará

  • Maulla para comunicarme contigo
  • Personalidad juguetona durante toda su vida
  • Juguetón y tolerante con los niños
  • Requiere poco mantenimiento
  • Amigable con los extraños.

Un poco de cuidado y paciencia

  • Puede que quiera participar demasiado en todas tus actividades
  • No debe dejarse solo por largos periodos de tiempo
  • Muestra signos de ansiedad por separación.

Seguro lo solucionarás

  • Propenso a varias enfermedades genéticas.

Antes de comprar un gato Burmés

El gato Burmés destaca por su actitud juguetona y cariñosa. Suelen permanecer durante mucho tiempo con una personalidad de gatito, lo que les resulta especialmente atractivo a muchas personas.

Así que, si buscas un gato que sea muy juguetón hasta viejo, esta es tu raza.

Sin embargo, no son tan adiestrables como otros gatos. Y no porque carezcan de inteligencia, sino porque tienden a ser muy independientes en términos de actividades y juegos.

Prefieren seguir en lo que están que hacerte caso. Es por ello que tienden a ignorar órdenes o cualquier cosa que consideran menos importante, o más aburrida que lo que están haciendo.

Por otro lado, esta raza es significativamente endogámica. Todos descienden del mismo gato, por lo que son propensos a varios problemas de salud.

Esto hace que tengan una expectativa de vida más corta, en comparación con otras especies de gatos.

Cualidades, disponibilidad y precio

Camada de gatos Burmes

Energia:4 out of 5 stars
Salud:2 out of 5 stars
Sociabilidad:5 out of 5 stars
Adiestramiento:3 out of 5 stars
Longevidad:3 out of 5 stars
Disponibilidad y precio:4 out of 5 stars

¿Qué precio tiene un gatito Burmés?

Un gatito Burmés puede costar entre 600 y 1.000 dólares. Sin embargo, el presupuesto en un poco más alto cuando buscas un color específico. Esto puede ocurrir con el Burmés azul que es el más popular de todos.

Por otro lado, si piensas comprar un gato procedente de un criador reconocido el precio suele ser mucho mayor, oscilando entre 1.200 y 2.500 dólares por gatito.

3 datos acerca de los Burmés que quizás no conozcas

Gatito Burmes

Son bastante musculosos

Estos gatos son bastante fornidos e increíblemente musculosos. Su tamaño es relativamente compacto y suelen ser mucho más corpulentos de lo que parecen.

Son muy vocales.

De todas las razas de gatos que existen, el Burmés es una de las más ruidosas. Son bastante habladores y te hacen saber lo que quieren.

Existen dos versiones

El Burmés americano es muy diferente del Burmés británico. Los americanos tienden a ser más fornidos, mientras que los europeos, son bastante elegantes. Sus caras también son diferentes.

Temperamento del gato Burmés

Gato Burmes enojado

El gato Burmés está orientado a las personas y suele ser bastante amistoso. Tienden a mantener su carácter juguetón y su energía hasta bien entrada la edad adulta.

Por lo tanto, cuando otros gatos prefieren tumbarse al sol, el Burmés suele ser considerablemente más juguetón.

Presentan muchas características similares a las de los perros. Forman estrechos vínculos con sus dueños y los siguen de una habitación a otra.

También son capaces de participar en juegos de búsqueda y otros similares a los de los perros.

Aunque son muy independientes en términos de actividades y juegos, emocionalmente tienen una gran dependencia de sus dueños.

No les gusta estar solos por demasiado tiempo. Cuando esto sucede, pueden sufrir ansiedad por separación. En este sentido, son bastante parecidos a muchas razas de perros.

¿Son buenos para las familias?

Sí, son muy buenos con las familias. Tienen un carácter bastante juguetón y disfrutan de la compañía de casi todo el mundo.

Les gusta mucho la gente. Gracias a esto, se adaptan perfectamente a familias de todos los tamaños.

Son perfectos para niños pequeños, y a los niños mayores les gustará su compañía y afecto.

¿Se lleva bien con otras mascotas?

El gato Burmés no siempre es amistoso con otros animales, incluidos otros gatos.

Muchos se llevarán bien con los gatos con los que se criaron, pero cuando son adultos, puede que no acepten a nuevos gatos y perros.

En esta situación, resulta fundamental una socialización temprana. Si presentas un gatito Burmés a muchos gatos, se llevará bien con los gatos cuando sea mayor. Y lo mismo ocurre cuando se les presenta a los perros.

Cuidado y salud del gato Burmés

Hermoso gato burmes

Requisitos de alimentación y dieta

El gato Burmés no tiene necesidades dietéticas específicas. Por lo general, pueden comer cualquier alimento para gatos de alta calidad.

Sin embargo, los Burmeses son propensos a sufrir diversos problemas de salud y  pueden necesitar una dieta especial a causa de problemas cardíacos.

Ejercicio

Estos gatos son bastante activos por lo que requieren poca vigilancia y seguimiento, en lo que respecta a una rutina de ejercicio.

Suelen ser muy juguetones, de modo que se les puede cansar rápidamente con unos cuantos juguetes, y una buena disposición por parte del dueño para divertirse.

Sin embargo, no todos los gatos tienen tantas ganas de hacer ejercicio como otros y es probable que en la medida que envejezcan, se vuelvan menos activos y más sedentarios. En algunos casos, es aquí donde se produce la obesidad.

De ahí la importancia de instalar cosas como árboles para gatos u otras estructuras similares para estimular la escalada. Una manera sencilla de ayudar a tu gato a quemar más calorías.

Adiestramiento

Estos gatos son bastante inteligentes y pueden aprender a hacer cosas que consideren divertidas, como buscar y traer.

Sin embargo, a pesar de ser un gato bastante dependiente emocionalmente, cuando se trata de jugar y divertirse tienen mente propia.

Por supuesto, esto significa que no son fácilmente adiestrables. No aprenderán órdenes que no quieran aprender y no te harán caso cuando crean que no deben hacerlo.

Aseo

Estos gatos no tienen muchos requisitos de aseo. No son propensos a las marañas, por lo que no necesitan mucho cepillado. Así que, con sólo un cepillado semanal será más que suficiente.

Sin embargo, mudan durante ciertas épocas del año. Esto se correlaciona generalmente con el cambio estacional, pero lo cierto es que es algo que está impulsado principalmente por las hormonas.

De todos modos, es probable que tengas que incrementar la frecuencia de su cepillado durante este periodo de tiempo, para evitar el exceso de pelo.

Salud y condiciones

El gato Burmés no es tan sano como otras razas de gatos. Provienen de una pequeña reserva genética y tienden a padecer varias enfermedades.

Los trastornos a los que son propensos dependen en cierta medida de si son americanos o británicos.

El gato Burmés europeo es más propenso a la diabetes mellitus.

Por otro lado, algunos expertos creen que el síndrome de tórax plano en gatitos es más común en el gato Burmés, pero las pruebas de ello son contradictorias.

Es posible que dicho síndrome dependa del tipo de Burmés, y todavía, no existe una evidencia clara que nos diga, cuál es la línea que resulta más propensa a esta enfermedad.

Algunas líneas de sangre en el Reino Unido sufren el trastorno agudo de la dentición.

Esto ocurre cuando los nuevos dientes de un gatito salen y causan mucho dolor al hacerlo.

Se trata de una rara enfermedad en la que el gatito puede rasgarse la cara en un intento de solucionar el problema, lo que provoca automutilación.

Afortunadamente para los gatitos, las intervenciones contra el dolor resultan ser bastante eficaces y beneficiosas.

La hipocalemia también es prominente en algunas líneas de sangre británicas. Se trata de un trastorno genético que implica niveles bajos de potasio sérico.

En este caso, el gen causante de la enfermedad es recesivo, por lo que ambos gatos padres deben tenerlo para transmitirlo a los gatitos.

Existen pruebas genéticas para muchas de estas condiciones. Por este motivo, recomendamos comprar el gatito a un criador cualificado, que realice pruebas genéticas a los gatitos para garantizar su sano desarrollo.

Por lo tanto, lo más conveniente es solicitar las pruebas sanitarias de cada uno de los padres por adelantado, antes de decidirte a adoptar.

Macho vs. hembra

Normalmente, no existe gran diferencia de tamaño entre machos y hembras de gato Burmés.

Ambos son juguetones y cariñosos. Sin embargo, sus personalidades suelen verse afectadas por la esterilización y la castración.

Por ejemplo, las gatas esterilizadas pueden ser más dominantes, territoriales y combativas que sus homólogos masculinos castrados.

Por otro lado, los gatos machos «no castrados» pueden ser más independientes, distantes y territoriales.

Por el contrario, las hembras Burmès de cría pueden tener una personalidad más relajada y cariñosa, especialmente después del parto.

Conclusiones

El Burmés es un gato activo y juguetón que constituyen una excelente adición en la mayoría de las familias.

Están muy orientados a las personas y tienen muchas cualidades similares a las de los perros. Por ejemplo, se sabe que algunos les gustan jugar a la pelota.

Sin embargo, son un poco testarudos, así que no esperes de ellos demasiada atención en términos de adiestramiento.

Debido a su reducido patrimonio genético, son propensos a padecer algunas enfermedades.

Es su mayoría no son graves y se pueden tratar con la debida atención médica. Por ejemplo, el trastorno agudo de la dentición es tratable con medicación y luego con cirugía.


Fuentes y enlaces

  • Burmese Breed Standard – The Cat Fanciers’ Association, Inc. (n.d.). CFA. Retrieved January 31, 2022, from https://cfa.org/burmese/burmese-breed-standard/
  • User, S. (2018, August 13). Burmese Breed. TICA. Retrieved January 31, 2022, from Burmese Breed
  • Vapalahti, K., Virtala, AM, Joensuu, TA, Tiira, K., Tähtinen, J. y Lohi, H. (2016). Encuesta de salud y comportamiento de más de 8000 gatos finlandeses. Fronteras en la ciencia veterinaria , 3 , 70. https://doi.org/10.3389/fvets.2016.00070
  • Pesteanu-Somogyi, L. D., Radzai, C., & Pressler, B. M. (2006). Prevalence of feline infectious peritonitis in specific cat breeds. Journal of feline medicine and surgery, 8(1), 1–5. https://doi.org/10.1016/j.jfms.2005.04.003
error: Content is protected !!