10 razas de gatos guardianes con descripción de personalidad y fotos

Los perros guardianes son un fenómeno bastante común, tanto que, algunas razas de perros fueron criadas específicamente para para tal fin.

Pero, ¿acaso existen razas de gatos guardianes?

Bueno, primero debemos aclarar que, si existe un gato guardián, posiblemente esto se deba más a sus instintos innatos de proteger su territorio, que a cualquier otra cosa.

Sin embargo, existen razas que son especialmente sensibles, y no les gusta que nadie que no conozcan invada su espacio, y para hacerlo, lo más probable es que actúen como perros guardianes en algunos casos.

Normalmente, estas razas no pueden ser entrenadas como animales de seguridad, pero no te sorprendas si en determinada situación, muestran sus instintos territoriales, incluso de una manera más agresiva que un perro guardián.

Quizás te interese saber de qué raza es tu gato.

Manx

gato guardian Manx

Los gatos Manx son conocidos por su falta de cola, resultado de una rara mutación hace cientos de años. Sin embargo, no todos nacen sin cola. En su lugar, la mayor parte de ellos tienen una cola razonablemente corta. Así, una camada de Manx tendrá gatitos con diferentes longitudes de cola.

Se sabe que estos gatos actúan de forma similar a los perros. Pueden jugar a la búsqueda e incluso acuden cuando se les llama.

Son bastante inteligentes y muy leales. A menudo, tienden a ser protectores de su familia y su territorio, lo que les hace exhibir un comportamiento similar al que tendría cualquier perro guardián.

Birmano

gato guardian Birmano

Los gatos birmanos son algo parecido a los Manx, ya que se comportan como un perro. Son increíblemente sociables e inteligentes.

Quizá sea ésta una de las razones por la que establecen vínculos estrechos con sus dueños.

No son necesariamente territoriales, pero son muy leales y pueden ser protectores, por lo que, en ciertas circunstancias, pueden exhibir un comportamiento de guardia.

Al gato Birmano se le pueden enseñar trucos, y muchos dueños coinciden en que es una de las razas más amistosas que existen.

Abisinio

gato guardián Abisinio

Estos hermosos gatos que parecen pumas son rarosen las Américas, pero en algunos países es posible encontrarlos en buenos criaderos.

A estos gatos les encanta explorar y trepar. Son bastante activos y viven para jugar hasta muy entrada la edad adulta. Muchos incluso juegan en el agua y escuchan fácilmente las órdenes de su dueño.

Esta raza es conocida por seguir a su dueño por toda la casa y ser bastante vocal, algo que para algunas personas pueden ser demasiado ruidoso. También son una de las razas más inteligentes que existen.

Cymric

gato guardián Cymric

Este leal compañero es una excelente mascota familiar. Es un felino excepcionalmente protector y territorial.

Algunos incluso se caracterizan por gruñir de forma similar a los perros.

Como no les gusta que invadan su espacio personal, esto puede ser un problema con los niños, cuando son adoptados en edad adulta. Sin embargo, si está expuesto a los niños desde pequeños, no tendrá ningún problema.

Este gato es conocido por ser enérgico, juguetón, maestro del escape y, por su especial habilidad para abrir puertas.

Mau Egipcio

gato guardián Mau Egipcio

Probablemente conozcas el Mau Egipcio por sus fuertes y creativas vocalizaciones.

Aunque este gato es bastante ruidoso con su familia, puede ser receloso con los extraños. En ese sentido, son similares a algunas razas de perros.

Esta raza es conocida por su agresividad basada en el miedo, algo que puede funcionar bastante bien cuando buscas un gato guardián.

A menudo no les gusta que los extraños entren en su espacio, toquen su comida o sus juguetes. Si lo hacen, sacará a relucir una fuerte y agresiva actitud de gato guardián.

Bengalí

gato guardián Bengalí

Este felino no es en totalmente un gato doméstico. Se trata de un híbrido entre un gato doméstico y un leopardo asiático.

Esta raza es excepcionalmente parecida a un perro. Son conocidos por ser sociables y despiertos, aunque les cuesta un poco entrar en calor con su dueño.

El Bengalí no se lleva bien con extraños y es posible que se sienta amenazado cuando alguien se entromete en su territorio, lo que puede ponerlo agresivo.

Probablemente, esta es la raza más asustadiza de la lista, que es la mitad del trabajo de un gato guardián. Así que, si buscas un gato que realmente vigile tu casa, esta raza puede ser la opción adecuada.

Korat

gato guardián Korat

Conocido por su pelo plateado y sus grandes ojos, este gato se asusta fácilmente con ruidos fuertes y movimientos rápidos.

Por este motivo, no se recomienda para hogares con niños. Tampoco le suele gustar mucho los extraños.

En la mayoría de los casos, cualquier intromisión en su territorio se traduce en agresividad, así que, bufará y gruñirá, cerca de intrusos y extraños que se atrevan a invadir su espacio personal.

Por lo tanto, aunque se base en el miedo, en términos de vigilancia, este comportamiento puede ser una ventaja.

Angora turco

gato guardián Angora turco

Esta raza es ideal para familias mayores, aunque también se llevan bien con los niños. Son conocidos por ser compañeros cariñosos e inteligentes.

A diferencia de muchas otras razas de esta lista, son animales de compañía adecuados para familias.

Muestran muchos comportamientos similares a los de los perros, especialmente su amor por el juego.

Incluso, muchos de ellos participan en juegos complicados como buscar y traer. Suelen ser amistosos con los extraños, pero también protectores de sus seres queridos.

Son excelentes animales de compañía porque se adaptan rápidamente a diferentes situaciones y entornos sin estresarse.

Ragdoll

gato guardián Ragdoll

El Ragdoll (muñeca de trapo) recibe su nombre por su característica «desgonzada» cuando es levantado. Esto significa que se queda flácido como una muñeca cuando se les sostiene.

En general, es un gato tranquilo con una personalidad bastante relajada, que le permite llevarse bien con niños y otros animales.

Este gato es ideal para la familia debido a su naturaleza cariñosa. Por lo general, el macho es más cariñoso que la hembra, que casi siempre es un poco más recelosa con los extraños.

No son los mejores gatos guardianes debido a su naturaleza amistosa, pero pueden ser muy protectores con su familia humana.

Maine Coon

gato guardián Maine Coon

Los Maine Coons son gatos bastante grandes que tienden a ser muy apegados a su familia humana.

La mayoría son amistosos y se desenvuelven bien en hogares con niños y otras mascotas. Son una de las razas más grandes que existen, lo que puede hacerlo apto para disuadir invasores y extraños que no conozcan su temperamento.

Son brillantes y les encanta jugar. Muchos incluso disfrutan con juegos de búsqueda. Suelen seguir a sus dueños a todas partes y siempre están deseosos de formar parte del hogar.

error: Content is protected !!