Burmilla

El Burmilla es una raza poco común. En algunos países sigue siendo experimental y no ha sido ampliamente aceptada en muchos registros. Sin embargo, los criadores cada vez están más cerca de lograr su total reconocimiento.

Sociales y cariñosos…

Lo cierto es que debido a las circunstancias que rodean su cría, el gato Burmilla es un cruce interesante, y su crecimiento en popularidad es algo constante, gracias a su alta calificación en términos de sociabilidad y adaptación.

Dicho esto, sigue leyendo para saber todo lo que necesitas acerca de esta nueva raza.

Características básicas

  • Altura: 25 a 30 cm
  • Peso: 3 a 6 kg
  • Esperanza de vida: 7 a 15 años
  • Colores: Azul, negro, chocolate, caramelo, lila, beige, albaricoque.
  • Adecuado para: Familias, vida en apartamento, compañía para solteros y personas mayores.
  • Temperamento: Cariñoso, social, tranquilo.

Convivencia

Características y comportamientos basados en experiencias y opiniones de sus dueños:

Te encantará

  • Amoroso y juguetón
  • Se lleva bien con perros y gatos
  • Inteligentes y curiosos.

Un poco de cuidado y paciencia

  • No conviene dejarlos vagar.

Seguro lo solucionarás

  • Si no se les cuida la comida tienden a engordar y desarrollar diabetes mellitus.

Antes de comprar un gatito Burmilla

Los gatitos Burmilla se encuentran más fácilmente en el Reino Unido y generalmente son más asequibles que en las Américas, ya que su cría se inició en dicho país.

Cualidades, disponibilidad y precio

camada de gatos burmilla

Energia:3 out of 5 stars
Salud:3 out of 5 stars
Sociabilidad:4.5 out of 5 stars
Adiestramiento:2 out of 5 stars
Longevidad:3 out of 5 stars
Disponibilidad y precio:1.5 out of 5 stars

¿Qué precio tiene un gatito Burmilla?

Sus precios suelen depender del criador y el pedigrí del gatito.

En el Reino Unido, el precio de un gatito Burmilla típico con pedigrí oscila entre 600 y 800 dólares. En EE.UU., son un poco más caros, oscilando entre 800 y 1.200 dólares.

Criadores y buenas prácticas de cría

Si vas a adoptar un gatito con pedigrí, comprueba que toda la información que has recibido sea cierta.

También conviene consultar el historial veterinario de los padres, ya que esto te alertará de cualquier posible problema de salud que pueda sufrir tu gatito en el futuro.

Cuando adoptes un gatito procedente de un criador, es esencial que promuevas métodos de cría positivos.

Pide que te enseñen las instalaciones de cría para ver en qué condiciones se crían los gatos y gatitos.

Con respecto específicamente a la cría del Burmilla, deberías encontrar un criador que realice pruebas renales con ultrasonido a los gatos progenitores, antes de que estos sean destinados a la cría.

Realizar esta prueba es una buena práctica, porque muestra si los gatos están predispuestos a desarrollar enfermedades renales mortales.

3 datos acerca de los Burmilla que quizás no conozcas

Gatito burmilla

Los Burmilla son el feliz resultado de un cruce accidental

Los Burmilla no son el resultado de una cría intencionada. En realidad, son el producto de un feliz accidente entre una birmana lila (Bambino Lilac Faberge) y un persa chinchilla (Jemari Sanquist).

La Birmana se escapó una tarde de 1981 y rápidamente encontró el camino hacia la casa de Sanquist.

Como resultado de este apareamiento nacieron 4 hembras de pelo corto y color negro plateado.

Tanto su temperamento como la espectacular belleza de estos cabritos despertó tal interés que se inició la cría controlada, dando origen a esta nueva raza que se denominó Burmilla.

Fueron reconocidos por primera vez en Gran Bretaña por el Governing Council of the Cat Fancy.

También han sido reconocidos por la Australian Cat Federation, la Cat Fanciers’ Association, la International Cat Association y la Federation Internationale Feline.

Sus ojos tardan hasta dos años en desarrollarse por completo

El Burmilla es conocido por tener unos impresionantes ojos verdes. Sin embargo, no siempre nacen así.

Normalmente, el color real de los ojos en un gato Burmilla adulto tarda hasta dos años en aparecer por completo. Incluso, en ocasiones, pueden notarse cambios diarios en el tono, apariencia o color de los ojos.

Los Burmilla pueden cruzarse para lograr Persa Chinchilla o un Birmano Europeo

Existen cruces específicos que permiten obtener un híbrido que da lugar a una raza ininterrumpida durante bastante tiempo. Por supuesto, esto ofrece la estabilidad genética suficiente convertirse en una raza pura.

De hecho, también se puede volver atrás. Sólo basta con realizar cruces externos de ese híbrido para regresar de nuevo, a una de las razas puras de las que inicialmente provinieron.

Sin embargo, esto no siempre funciona, ya que depende principalmente del número de cruces y de reproducciones que se hayan realizado.

No obstante, en el caso de un Burmilla, si se trata de un cruce F1 de dos gatos, resulta bastante sencillo cruzarlos de nuevo. Se pueden criar con otro persa chinchilla o con un birmano europeo..

Temperamento del gato Burmilla

Al comienzo, el Burmilla puede parecer un gato elegante pero indiferente. A veces tienen cierto aire de autosuficiencia, pero en el fondo son bastante simpáticos.

Adoran a su familia y se comportan como gatitos cuando están con ellos, aparentemente sólo para hacerles sonreír.

Los Burmilla son bastante inteligentes y curiosos. Aunque la mezcla de sus rasgos puede hacerlos traviesos, no siempre se meten en líos.

Por lo general, su inteligencia es más bien el resultado de una mayor sensibilidad hacia su familia y entorno.

En general, el Burmilla tiene una personalidad juguetona y fácil de llevar. Son excepcionalmente dóciles a la hora de convivir y se integran rápidamente con casi cualquier tipo de familia.

Disfrutan al máximo cuando se trata de trepar y explorar. Sin embargo, no es conveniente permitirles vagar libremente por el exterior.

¿Son buenos para las familias?

Los Burmilla son una excelente opción para las familias porque son muy amigables y fáciles de llevar. Por lo general, se llevan bien con los niños y establecen profundos vínculos con el resto de la familia.

Lo hacen con bastante rapidez y se adaptan a las visitas frecuentes en el hogar.

¿Se lleva bien con otras mascotas?

El Burmilla tiende a llevarse muy bien con otras mascotas porque es un gato muy tolerante.

Disfrutan de la presencia de otros gatos para jugar, porque les encanta trepar y hacer payasadas. También pueden llevarse bien con los perros, aunque no siempre.

Sin embargo, como la mayoría de gatos, no es buena idea mezclarlos con mascotas más pequeñas que él.

Salud y cuidado del gato Burmilla

Hermoso gato burmilla con lindos ojos verdes

Requisitos de alimentación y dieta

Los Burmilla son muy propensos a la obesidad cuando no se les proporciona suficiente espacio para jugar, y se les alimenta con comida demasiado grasosa.

Puedes alimentar libremente a tu Burmilla, pero necesitarás controlar lo que come. Además, resulta más conveniente proporcionarle una cantidad de calorías recomendada para su peso, bien sea de comida húmeda, seca o mixta.

Ejercicio

Tu Burmilla necesita jugar a diario. Es una de las razas que más se desmadran, y por ello prefieren jugar durante breves intervalos de tiempo, y luego echarse a dormir por un buen rato.

Además, son bastante curiosos. Utiliza juguetes novedosos sobre todo para que se interesen al máximo y para que jueguen. Anímale a saltar y trepar, ya que se le dan bien ambas cosas. Procura que, a lo largo del día, jueguen al menos 20 minutos.

Adiestramiento

Entrenar un Burmilla no suele ser fácil. Ellos no disfrutan de sesiones de adiestramiento como lo haría un perro u otras razas de gatos.

Sin embargo, resulta sencillo educarlos en las cosas básicas. Eso sí, vigilando siempre que tú Burmilla no te adiestre a ti primero.

Aseo

Dado que los progenitores del Burmilla tienen abundantes pelajes, estos gatos pueden nacer indistintamente con pelaje corto o largo.

El Burmilla de pelo corto tendrá una textura de pelo algo sedosa y sólo necesitarás cepillarlo una o dos veces a la semana, para reducir la cantidad que muda.

Los Burmilla de pelo largo tienen un pelaje fino y sedoso de longitud media. Tienen mechones en las orejas y una cola totalmente emplumada. Será necesario cepillarlos máximo cada dos días para que no se les formen mechones y marañas en su pelaje.

Además del cepillado, hay que cortarles las uñas con regularidad, a menos que tengan postes de rascado y juguetes que se las mantengan cortadas.

Límpiale las orejas semanalmente y cepíllale los dientes varias veces a la semana, para mantenerlos en buen estado.

Se recomienda empezar a realizar todas estas rutinas de aseo y limpieza en la etapa de cría, ya que le será más fácil acostumbrarse a ello desde gatito.

Salud y condiciones

En general, se trata una raza relativamente sana. Son propensos a desarrollar algunas enfermedades que pueden ser heredadas genéticamente. Algunas líneas tienden a desarrollar diabetes mellitus más fácilmente que otras.

Por eso es aconsejable establecer y seguir una rutina de consultas veterinarias, con el fin de mantener a tu gato sano y detectar cualquier problema lo antes posible.

Macho vs. hembra

En esta raza no existen diferencias notables entre machos y hembras.

Conclusiones

Encontrar un Burmilla puede ser un reto. Pero si consigues adoptar uno, verás que es una maravillosa mascota.

Asegúrate de que el criador haya realizado pruebas veterinarias a los padres para detectar cualquier problema de salud, que pueda ser transmitida a los gatitos. Cuando adoptes a un Burmilla, prepárate para recibir mimos, amor y juegos.


Fuentes y enlaces

  • Burmilla Breed Standard – The Cat Fanciers’ Association, Inc. (n.d.). CFA. Retrieved January 31, 2022, from Burmilla Breed Standard – The Cat Fanciers’ Association, Inc
  • User, S. (2018, August 13). Burmilla Breed. TICA. Retrieved January 31, 2022, from Burmilla Breed
  • Černá, P., Timmermans, J., Komenda, D., Nývltová, I., & Proks, P. (2021). The Prevalence of Feline Hip Dysplasia, Patellar Luxation and Lumbosacral Transitional 
  • Vertebrae in Pedigree Cats in The Czech Republic. Animals : an open access journal from MDPI, 11(9), 2482. https://doi.org/10.3390/ani11092482
  • Vapalahti, K., Virtala, AM, Joensuu, TA, Tiira, K., Tähtinen, J. y Lohi, H. (2016). Encuesta de salud y comportamiento de más de 8000 gatos finlandeses. Fronteras en la ciencia veterinaria , 3 , 70. https://doi.org/10.3389/fvets.2016.00070
  • Pesteanu-Somogyi, L. D., Radzai, C., & Pressler, B. M. (2006). Prevalence of feline infectious peritonitis in specific cat breeds. Journal of feline medicine and surgery, 8(1), 1–5. https://doi.org/10.1016/j.jfms.2005.04.003
error: Content is protected !!