Pixie Bob

Quizá pienses que el gato Pixie Bob tiene un origen salvaje. Todo, desde su coloración hasta su patrón y su pequeña cola, grita ¡exótico! y eso se debe a una buena razón.

Aunque no existe evidencia 100% fiable, los criadores afirman que es bastante probable que parte de su ADN provenga de un gato montés.

En cualquier caso, tienen los mismos rasgos corporales, pero sin la personalidad de gato un salvaje.

De hecho, estos felinos de aspecto feroz, son en realidad unos gatos totalmente domésticos de corazón.

Así que, si deseas un gato excepcionalmente agradable y con un aspecto sorprendentemente indómito, te invitamos a descubrir más, sobre esta hermosa belleza de cola corta.

Características básicas

  • Altura: 23 a 33 cm
  • Peso: 4 a 7 kg
  • Esperanza de vida: 13 a 15 años
  • Colores: Rojo, gris claro, tawny
  • Adecuado para: Todas las familias amantes de los gatos
  • Temperamento: Relajado, apacible, tranquilo,

Convivencia

Características y comportamientos basados en experiencias y opiniones de sus dueños:

Te encantará

  • Se lleva bien con extraños
  • Tranquilo, leal y cariñoso
  • Se lleva excelente con niños y mascotas
  • Se adapta rápidamente a cualquier cambio.

Un poco de cuidado y paciencia

  • No es el gato más inteligente de todos.

Seguro lo solucionarás

  • Puede desarrollar sobrepeso sino se le cuida la comida.

Antes de comprar un Pixie Bob

camada de gatitos pixie bob

Cualidades, disponibilidad y precio

Energia:2.5 out of 5 stars
Salud:4.5 out of 5 stars
Sociabilidad:4 out of 5 stars
Adiestramiento:3 out of 5 stars
Longevidad:4.5 out of 5 stars
Disponibilidad y precio:4 out of 5 stars

¿Qué precio tiene un gatito Pixie Bob?

El precio de los gatitos Pixie Bob variará en función del criador y la calidad de la cría. En ese sentido, podrás encontrarlos en un rango que oscila entre 500 y 1500 dólares.

Esta raza presenta colores y marcas muy definidos. Llevan el tradicional aspecto atigrado con patrones manchados, que se han desarrollado, como una herramienta evolutiva de camuflaje que mejora la caza.

Dado que en algunas camadas aparecen gatos con cola y sin cola, es posible que encuentres ejemplares en algún refugio local por bastante menos dinero.

En ese caso, puede que el gato no cuente con un certificado de raza, pero la verdad, es algo que no debería importarte, a no ser que busques un gato de exposición.

Si optas por comprar uno en un refugio o en un centro de rescate, el precio puede rondar entre los 100 y los 150 dólares.

Además, todos los gatos deben estar esterilizados, vacunados y examinados.

¿Las ventajas del rescate?

Le darás una segunda oportunidad al gatito, a la vez que te ahorras una considerable cantidad de dinero: ¡un gana gana!.

3 datos acerca de los Pixie Bob que quizás no conozcas

gato pixie bob posando

Son conocidos por sus interesantes efectos sonoros

Los Pixie Bob hacen todo tipo de ruidos como gorjeos, gruñidos y parloteos. Y, a pesar de su capacidad para hacer todas estas vocalizaciones, no maúllan a menudo.

Tuvieron un comienzo inesperado

Nadie está 100% seguro de que los Pixie sean parcialmente gatos monteses, pero los expertos señalan que es bastante probable.

Estos gatos proceden de una camada inesperada entre un padre desconocido y una gata de granero llamada Pixie en Washington. Su aspecto y temperamento se impusieron rápidamente.

Todos los gatitos Pixie Bob nacen con cola de Bob

Debido a la cría selectiva, todos los Pixie Bob nacen con unas adorables y rechonchas colas, siendo ésta una de las características que hacen de este felino, un ejemplar tan único.

Temperamento del gato Pixie Bob

La presencia del Pixie Bob puede resultar intimidante debido a su tamaño y apariencia.

También se podría suponer que, por sus raíces salvajes, son conflictivos e independientes. Sin embargo, eso no podría estar más lejos de la realidad.

Estos gatos son en realidad bastante tranquilos y relajados. Tienen un nivel moderado de inteligencia, pero, con una actitud muy positiva, que los hace ideales para todo tipo de familias.

Al Pixie Bob le encanta holgazanear por la casa, echarse la siesta sin prisas y pedir bocadillos.

Tranquilos pero avispados…

Son de los que captan rápidamente cualquier novedad. Los Pixie no tienen una personalidad enérgica, pero son gatos atentos y despiertos.

Incluso, los gatitos, son suaves y relajados, pero a la vez, unas crías vivaces y juguetones que disfrutan perseguir sus juguetes y afilar sus garras en todo momento.

¿Son buenos para las familias?

Los Pixie Bob funcionan bien en cualquier tipo familia amante de los gatos.

Se adaptan muy bien, y se apegan rápidamente a los humanos. A diferencia de otras razas, estos gatos no tienen favoritos.

Suelen querer a todo el mundo y nunca rechazarán un masaje en la barbilla.

Como tienen un comportamiento tan tranquilo, son muy pacientes con los niños.

Cuando son gatitos, no les importa que los lleven en brazos o los mimen, por lo que son una excelente elección a la hora de ampliar la familia.

Conviene aclimatar a tu Pixie con los niños desde el comienzo, para que no huya de ellos cuando sea un gato adulto.

Los Pixie Bob también encajan muy bien con las personas mayores o parejas jubiladas, ya que no tienen un alto nivel de energía y son muy cariñosos.

Pueden vivir en un estudio o en una mansión, no importa. Tu Pixie será perfectamente feliz en prácticamente cualquier espacio vital.

Debido a su buen carácter, el Pixie Bob es capaz de afrontar muy bien casi cualquier cambio que ocurra en su entorno.

Si tienes que mudarte, se acostumbrará rápidamente a cualquier lugar. Si traes a casa a un nuevo miembro a la familia, los resultados son los mismos. No les costará mucho tiempo acostumbrarse..

¿Se lleva bien con otras mascotas?

Los Pixie Bob se integran fácilmente en hogares con varias mascotas. Responden estupendamente a otros animales y les encanta jugar y abrazar.

Puedes encontrarlos jugando al escondite con el perro de la familia, o tomando el sol en la ventana con otro gatito.

Incluso, aceptan a los recién llegados. Así que, una vez que hayan crecido, no tendrás problema en traer a casa a otro compañero de juegos.

Puede que tarde un segundo en entender la situación, pero una vez que comprende que se trata de un nuevo amigo, lo aceptarán sin problemas.

Sin embargo, nunca dejes a tu Pixie cerca de animales más pequeños sin supervisión.

Aunque estos gatitos no tienen un intenso impulso de presa, este hecho no le impedirá aprovechar la oportunidad de «cazar» o «jugar» con un animal más pequeño que él.

Así pues, asegúrate de mantener todas tus mascotas pequeñas en sus jaulas y cierra las tapas de los acuarios cuando tu Pixie esté cerca.

Cuidado y salud del gato Pixie Bob

Requisitos de alimentación y dieta

Aunque los Pixie Bob no tienen necesidades dietéticas especiales, es necesario ofrecerles una receta rica en proteínas.

Todos los gatos son carnívoros obligados y necesitan niveles adecuados de proteínas, para mantener sus músculos y su piel saludables.

Dado que los Pixie Bob son mucho más grandes que los gatos domésticos tradicionales, es muy importante asegurar que su crecimiento óseo sea el adecuado.

Por lo tanto, conviene comprar alimentos con los nutrientes necesarios para cubrir las necesidades nutricionales de tu felino en crecimiento.

En caso de duda, consulta a tu veterinario sobre estos detalles.

También puedes suministrarle una dieta húmeda, seca o combinada. Todo depende de tu criterio y del gusto de tu gato.

Las croquetas secas proporcionan un delicioso crocante que mantiene sus dientes sanos, mientras que la comida húmeda proporciona un nivel de hidratación estable.

Los gatos tienen fama de no ingerir suficientes líquidos. Así que, el caldo de la comida húmeda puede ayudar a resolver este problema.

Si deseas ser creativo y probar la comida casera para gatos, existen programas diseñados por nutricionistas veterinarios, que aseguran un suministro adecuado de nutrientes a través de alimentos sanos y naturales.

Ejercicio

Los Pixie Bob adoran su comida. Y al tener un gran apetito, es posible que, si no hacen suficiente ejercicio, ganen un poco de peso extra.

Lo bueno es que casi siempre cubren sus necesidades de ejercicio de forma independiente. No les importa jugar solos si es necesario, así que no te molestarán demasiado para que te unas a la diversión.

En total, un Pixie Bob debería hacer una media de 15 a 20 minutos de ejercicio al día para mantenerse sano.

El nivel de actividad cambia con la edad…

Cuando son gatitos y adolescentes, esto no debería ser difícil de conseguir, y seguramente serán muy activos la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, a medida que crecen o una vez que se castran, su deseo de jugar puede disminuir. Por ello, asegúrate de proporcionar a tu Pixie Bob muchos juguetes y actividades para fomentar el ejercicio.

Adiestramiento

Como se dijo anteriormente, el Pixie Bob no es un gato que se destaque por su inteligencia, pero tampoco es el más tonto de todos.

Además, aunque se preocupan mucho por sus humanos, tienen una innegable vena de terquedad.

Por lo tanto, la socialización adecuada y el refuerzo positivo temprano pueden ser útiles para la enseñanza.

Esto significa que cuanto antes lo empieces a educar mejor, y si tienes paciencia y eres constante, obtendrás resultados mucho más rápido. Sin embargo, ten en cuenta que no responden muy bien a la disciplina estricta.

Dicho esto, cosas sencillas como aprender a usar la arena deberían ser muy naturales para su Pixie Bob.

Después de unas pocas presentaciones, debería ir por su cuenta sin necesidad de ninguna motivación. Afortunadamente, el entrenamiento de la arena es muy natural para todos nuestros amigos felinos.

Si ves que a tu Pixie Bob le cuesta un poco entenderlo, intenta restringir el espacio para que se familiarice mejor con la caja. Si la usa, deja los desechos en la caja durante un rato, para que recuerde dónde es que queda su año.

Aseo

Los Pixie Bob tienen un pelaje muy grueso y mudan con frecuencia, lo que empeora con las estaciones. Es decir, cuando el tiempo cambia, también lo hace el grosor de su pelaje.

Para que el pelaje sea lo más suave posible y la muda sea mínima, cepilla a tu gatito semanalmente, y quizás dos veces por semana en las épocas de mayor muda.

Estos gatitos son muy buenos para darse autocuidado, por lo que la higiene no debería ser un problema, ya que probablemente, se encargue de una buena parte por ti.

Ahora, como lo hacen por sí mismos, rara vez tendrás que bañar a tu Pixie Bob. Pero si notas que está más sucio de lo normal, puedes bañarlo (no más de una vez al mes) para mantener su pelaje sano.

Además de los cuidados básicos del pelaje, necesitarás limpiarle las orejas y cepillarle los dientes con regularidad. A veces, también conviene recortarle las uñas.

Asegúrate siempre de instalar postes o estaciones de rascado para evitar que tu Pixie se afile las garras en tus muebles.

Salud y condiciones

Los Pixie Bob son eventualmente gatos muy saludables, y no es de extrañar. Al provenir de un gato de establo y gato montés (supuestamente), su constitución es bastante resistente.

Por lo tanto, es una raza que no debería generar enormes facturas al veterinario, pero de todas formas, como con cualquier mascota, debes estar preparado para cualquier cosa.

Del mismo modo, es muy buena práctica adelantarse a ciertos problemas, mediante controles regulares con el veterinario.

Afecciones menores

Sensibilidad a las vacunas: se sabe que algunos ejemplares de esta raza, han mostrado sensibilidad a las vacunas. Así que, comunícale a tu veterinario, cualquier preocupación al respecto antes de vacunar a tu gato.

Condiciones graves

Criptorquidia: algunos machos de Pixie Bob pueden sufrir esta condición consistente en la ausencia de testículos en el escroto.

Complicaciones en el parto: algunas hembras de Pixie tienen problemas para dar a luz, y requieren asistencia veterinaria durante el parto.

Macho vs. hembra

Existen algunas diferencias claras entre machos y hembras. Los machos pueden ser excepcionalmente más grandes que las hembras. Las hembras suelen pesar entre 4 y 6 kilos, mientras que los machos pueden llegar a pesar hasta 12 kilos.

Tanto los machos como las hembras maduran sexualmente alrededor de los 4 a 5 meses de edad.

Una vez que las hormonas entran en acción, tu gato puede rociar si huele a una pareja potencial o siente una amenaza.

Aunque ambos sexos tienen la capacidad de rociar orina, es un comportamiento que se observa más frecuentemente en los machos.

Para reducir este riesgo, procura castran/esterilizar a tu Pixie Bob antes de los 6 meses de edad. No hay garantía de que este procedimiento resuelve el problema de rociado, pero normalmente lo soluciona.

Las hembras suelen ser mejores cazadoras, mientras que la mayoría de los machos son un poco más laxos con estos menesteres.

Los machos pueden ser más cariñosos que las hembras frente a un grupo mayor de personas, aunque sean extraños.

Las hembras en cambio, son un poco más selectivas, pero siguen siendo mucho más amables en comparación a gatos de otras razas.

Conclusiones

Si te gusta la apariencia salvaje del gato montés, pero quieres la personalidad de un gato doméstico promedio, estos gatitos son justo lo que estás buscando.

Quizás sean un poco caros, pero la inversión merece la pena. Los Pixie tienen una vida larga, personalidad increíble, pocos problemas de salud y no requieren gran esfuerzo para su cuidado. ¿Qué más se puede pedir?

Si aún estás interesado en un Pixie Bob, asegúrate de comprarlo a un criador acreditado o de adoptarlo en un centro de rescate local.


Fuentes y enlaces

User, S. (2018, August 13). Pixiebob Breed. TICA. Retrieved March 2, 2022, from Pixiebob Breed

error: Content is protected !!