¿Cuánto cuesta una prueba de ADN para gatos? Todo lo que necesitas saber

Las pruebas de ADN han demostrado ser un avance tecnológico muy valioso, que también se ha extendido a nuestras mascotas.

Las pruebas de ADN para gatos pueden darte una idea aproximada de la composición de la raza de tu gato, y te ayuda a conocer las condiciones médicas a las que tu felino puede estar predispuesto.

Durante mucho tiempo, este tipo de pruebas para animales de compañía resultaban prohibitivas para la mayoría de la gente y no eran especialmente precisas.

Sin embargo, con el paso del tiempo y gracias al desarrollo de esta tecnología, estos análisis han pasado a ser más precisos (aunque no infalibles), y lo más importante, más asequibles para cualquier propietario de gatos.

¿Cuánto cuesta una prueba de ADN para gatos?

Para realizar una prueba de ADN a tu gato, puedes esperar gastar un mínimo de 45 a 100 dólares, pero una prueba más fiable que puede costar hasta 200 dólares.

Sin embargo, las pruebas más avanzadas o con más características añadidas te costarán más. Por ejemplo, si decides añadir pruebas médicas y genéticas especializadas, pagarás el extremo más alto del rango de precios.

Algunas empresas ofrecen incluso la secuenciación avanzada del genoma, que puede costarte unos 500 dólares.

Independiente de la empresa que elijas, asegúrate siempre de optimizar los costos.

Para ello, asegúrate de comprobar si cubren los gastos de envío. Es posible que tengas que pagar para que te envíen la prueba a tu casa, y también puedes tener que pagar para enviar los hisopos de vuelta a la empresa.

A menudo, el envío está incluido en el coste de la prueba, pero si se trata de pruebas internacionales, tendrás que añadir posibles gastos de envío.

Por ejemplo, si vives cerca de Estados Unidos, es posible que el sobrecosto de envío sea de unos 15 dólares, pero podrían costar bastante más dependiendo de dónde se vivas.

¿Cómo funciona la prueba de ADN para gatos?

Obtener la muestra para la prueba de ADN de tu gato es extremadamente fácil, suponiendo que tu gato sea algo cooperativo. La empresa te enviará un kit con bastoncillos que utilizarás para limpiar las encías de tu gato y obtener una muestra de células que se utilizará para la prueba de ADN.

Si es necesario, puedes envolver a tu gatito en una toalla o manta en forma de «burrito de gatito», o quizás necesites que alguien te ayude a sujetar a tu gato.

Seguramente tu veterinario estará dispuesto a ayudarte, pero es posible que tengas que pagar algún tipo de tarifa para este servicio a cambio de su tiempo o el de su personal.

Lo más importante. Asegúrate de leer detenidamente todas las instrucciones antes de realizar la prueba a tu gato.

Algunas pruebas pueden ser muy específicas en cuanto al tiempo que debe transcurrir entre la toma de la muestra después de comer o beber.

En ocasiones, si el hisopo se toma demasiado pronto después de comer y beber, es posible que no se obtenga una buena muestra, por lo que la prueba será inexacta o no se podrá completar.

Conclusiones

Dependiendo de lo que esperes de una prueba de ADN para tu gato, puede que te toque gastar entre 45 a $190. Pero en los casos en que la prueba genética es para o por cuestiones de salud, es posible que llegues a pagar hasta $500.

Como ves, las pruebas genéticas relacionadas con objetivos de salud son más costosas, pero si sólo tienes curiosidad por conocer las razas que componen la genética de su gato, es probable que una prueba por debajo de los $200 sea suficiente.

error: Content is protected !!