Cheetoh

Si quieres un gato doméstico con el aspecto salvaje de un gran felino de África, entonces podrías considerar un gato Cheetoh.

Este hermoso y único gato fue criado específicamente con el objetivo de lograr un felino con el temperamento y la personalidad de un gato doméstico, y el aspecto feroz del guepardo. Algo que se logró mediante el cruce selectivo entre un gato Bengali y un Ocicat.

Sorprendentemente, la descendencia de este cruce ha resultado ser considerablemente más grande que cualquiera de las razas progenitoras, con especímenes que a menudo alcanzan los 10 kg de peso.

Los gatos Bengali por lo general no superan los 7 kg y los Ocicat son aún más pequeños, lo que convierte al Cheetoh en una de las razas de gatos domésticos más grandes.

Sin embargo, no es el tamaño sino su pelaje lo que más llama la atención. Tiene un aspecto claramente salvaje, con un pelaje que se asemeja a un guepardo; de ahí el nombre Cheetoh.

Pero a pesar de su apariencia ferozmente salvaje, su personalidad es bastante dócil. Lo cierto es que es un felino bastante afectuoso que, con su naturaleza especialmente amigable, se hace querer al instante.

Por lo tanto, el Cheetoh es una excelente mascota, que encaja muy bien en familias grandes con muchas personas dispuestas a brindarle la atención y el afecto que necesita.

Características básicas

  • Altura: 25 a 14 cm.
  • Peso: 7 a 11 kg.
  • Esperanza de vida: 12 a 17 años.
  • Ojos: verdes a dorados con forma redondeada.
  • Colores: siena con manchas negras y marrones, con variaciones de acedera, rojizo, dorado y caoba; bronceado con manchas negras y marrones, humo con manchas negras, plata con manchas negras y nieve con manchas doradas con punta de lince.
  • Adecuado para: Familias numerosas, activas y atentas, incluidas aquellas con niños, otros gatos y otras mascotas.
  • Temperamento: Enérgico, juguetón, inteligente, curioso, gentil, dulce, dócil, amigable, social.

Convivencia

Descripción de características y comportamientos basados en experiencias y opiniones de sus dueños:

Te encantará

  • Inteligente y bastante sociable incluso con extraños
  • Poco territorial se lleva bien con otras mascotas
  • Desarrolla vínculos profundos con su familia humana.

Un poco de cuidado y paciencia

  • Demasiado activo para el gusto de algunas personas
  • Un tanto hablador para el gusto de algunos.

Seguro lo solucionarás

  • No puede dejarse sólo tiende a desarrollar ansiedad por separación.

Antes de comprar un Cheetoh

Grandes, exóticos y activos, los gatos Cheetoh son individuos amantes de la diversión que anhelan la atención de sus familias. Tienden a llevarse bien con todos, ¡incluidas otras mascotas!

Estos increíbles gatos tienen una apariencia salvaje, a pesar de que están separados por ocho generaciones de los gatos monteses que constituyen la base de la raza.

Sin embargo, no dejes que eso te engañe: ¡son gatos falderos dedicados, felices de acurrucarse en el sofá y disfrutar de un merecido tiempo frente al televisor!

Los gatos Cheetoh pueden pesar más de 10 kg. Se encuentran entre las razas de gatos más grandes jamás desarrolladas y, como son relativamente nuevas, también se encuentran entre las más raras.

De hecho, esta es una de las razas más grandes de todos los gatos domésticos.

Entonces, esta es otra cosa a considerar antes de decidir si quieres llevarte un Cheetoh a casa.

¿Tienes espacio para un gatito más grande y con una personalidad juguetona y activa? ¿Tu gatito tendrá un espacio donde pueda sentirse seguro y protegido si alguna vez necesita retirarse? ¿Y tienes espacio suficiente para sus cosas (por ejemplo, juguetes de rompecabezas, árboles para gatos, condominios) que ayudan a tu Cheetoh a hacer el ejercicio que tanto necesita?

Cualidades, disponibilidad y precio

gatito Cheetoh que parece un cachorro de guepardo

Energia:5 out of 5 stars
Salud:3 out of 5 stars
Sociabilidad:4 out of 5 stars
Adiestramiento:4 out of 5 stars
Longevidad:5 out of 5 stars
Disponibilidad y precio:3.5 out of 5 stars

¿Cuánto cuestan los gatitos Cheetoh?

Los gatos Cheetoh son todavía una raza relativamente nueva y pero también, una alta demanda gracias a su popularidad que está aumentando rápidamente.

Dicha popularidad se debe al aspecto realmente único que tiene este felino, que también es la razón de su altísimo precio.

Si sólo buscas un gato Cheetoh promedio para incorporarlo en tu familia como mascota, entonces puede esperar pagar entre $500 y $800.

Pero tenga en cuenta que los criadores valoran a sus felinos de acuerdo con su linaje. Por lo tanto, si los gatos provienen de un criador de renombre, tendrás que esperar pagar mucho más que eso.

Otro factor que puede afectar el precio de un ejemplar es su pelaje. Los Cheetoh con un pelaje promedio se consigue alrededor de los $ 800 ya mencionados anteriormente.

Pero si un Cheetoh tiene marcas más pronunciadas o su pelaje es considerado como “calidad de espectáculo”, entonces es posible que tengas que pagar entre $800 y $1200.

Ahora, si buscas un Cheetoh especial con linaje probado y pelaje notable, es muy probable que no lo encuentras por menos de $2400.

Debido a la rareza de esta raza, es poco probable que encuentres un ejemplar de Cheetoh disponible para adopción.

Sin embargo, a pesar de su buena apariencia y gran personalidad, los Cheetoh siguen siendo raros en comparación con otras razas, particularmente porque se trata de una raza bastante nueva.

Puede ser un poco difícil encontrar uno, pero si lo haces, muy seguramente enamorar a las de inmediato.

Solo asegúrate de poder manejar estos gatitos únicos, especialmente porque todavía tienen un lado bastante salvaje para presumir.

Historia

Las razas progenitoras del Cheetoh son el Ocicat y el Bengali, que en realidad es un descendiente directo del gato salvaje leopardo asiático.

Estas dos razas fueron cruzadas en 2001 por la criadora Carol Dryman. El objetivo era crear una nueva raza de gatos con una naturaleza gentil y amistosa y una apariencia física similar a la de un gato montés.

El plan fue exitoso, y el Cheetoh se encuentra ocho generaciones de sus salvajes antecesores.

3 datos acerca del gato Cheetoh que quizás no conozcas

Cheetoh una raza de gato doméstico parecida al guepardo

Es casi hipoalergénico

Lo cierto es que no existe una raza que sea completamente hipoalergénica. Sin embargo, el gato Cheetoh es lo más parecido a ello.

Para empezar, esta raza no arroja pelo. Además, no produce caspa, que además de la saliva, es uno de los factores que provoca la reacción alérgica.

Por lo tanto, si sufres de alergias leves a moderadas, un gato Cheetoh es probablemente una de tus mejores opciones en el mundo felino.

Parece salvaje, pero están lejos de serlo

El rasgo más convincente del gato Cheetoh es su apariencia única que es lo que lo hace tan deseables.

¿Quién no quiere un guepardo en miniatura corriendo por su casa? Pero, aunque parezcan salvajes, esta raza está lejos de serlo.

Por supuesto, tiene genes salvajes en su sangre, pero el Cheetoh está ocho generaciones alejado de cualquier gato salvaje.

Los gatos de Bengali descienden del gato leopardo asiático salvaje, junto con varias otras razas. Los Ocicat, por otro lado, no tienen sangre salvaje. Entonces, aunque parezca que el Cheetoh pertenece a la jungla, en términos de comportamiento son gatos domésticos de principio a fin.

Todavía se considera como raza experimental

Los Cheetoh son una raza de gato reconocida. Fueron reconocidos por primera vez como raza en 2004 por la United Feline Organisation (UFO) y la International Cat Association.

Pero dado que la raza es tan nueva, todavía hay mucha variación entre los especímenes. Como tal, ambas organizaciones los reconocen como raza experimental.

Entablan lazos emocionales con toda la familia

Mientras que algunos gatos gravitan hacia un solo compañero humano, los gatos Cheetoh tienden a desarrollar relaciones afectivas con todos los miembros de la familia.

Muy sociables

Los gatos Cheetoh son increíblemente sociables. No les gusta que los dejen solos y disfrutan interactuando con otras mascotas.

Temperamento del gato Cheetoh

un gato Cheetoh cazando en un patio trasero

El gato Cheetoh es un animal increíblemente inteligente. Aprende rápido y es muy adaptable, por lo que puede desempeñarse bien en muchas situaciones.

También es bastante cariñoso y tiende a ser muy gentil, en completo contraste con su apariencia salvaje. Pocos gatos son más cariñosos que el Cheetoh. Es un gato que nunca quiere estar solo y desea pasar la mayor parte del día en compañía de su familia humana.

Además, también descubrirás que el Cheetoh siempre reclama atención cuando la desea. No esperará de brazos cruzados a que lo atiendas. Lo cierto es que, este gato es increíblemente juguetón e incluso, te despertará por la mañana, ¡únicamente para comenzar su sesión de juego!

Además, tiene un alto nivel de sociabilidad, por lo que siempre quiere estar interactuando con cualquier miembro de la familia

¿Es bueno para las familias?

Al Cheetoh le va particularmente bien con familias activas y grandes. Después de todo, cuantas más personas haya en un hogar, más fácil será darle a este hermoso felino el amor y la atención que anhela, y también será más fácil mantenerlo ocupado cuando es un gatito.

Este gato no debe ser ignorado para que no se aburra. Por lo tanto, es posible que desees considerar, incorporar otro gato a tu familia, ya que, al hacerlo, podrías prevenir el aburrimiento y la soledad, cuando la familia está ocupada o trabajando fuera de casa.

Sin embargo, debido a la personalidad y necesidades de Cheetoh, si tu familia lleva un estilo de vida bastante ocupado y pasan la mayor parte del día fuera de casa, esta raza podría no ser adecuada para ti.

Por otro lado, si permaneces en casa la mayor parte de tiempo y dispones de espacios para dedicarte al cuidado de tu mascota, el Cheetoh puede ser muy divertido y un maravilloso y leal compañero.

¿Se lleva bien con otras mascotas?

La amabilidad de un Cheetoh no se limita a las personas. Este gato también es perfectamente feliz siendo amigo de otros animales.

Encontrarás que el Cheetoh se lleva muy bien con otros gatos, e incluso puede hacerse amigo de perros que no son agresivos.

Éste gato no es particularmente territorial, por lo que no le importa compartir su espacio con otras mascotas de la familia Eso sí, siempre y cuando reciban la dosis de atención que él necesita.

Cuidado y salud del gato Cheetoh

Hermoso gato Cheetoh echado en el sofá

Requisitos de alimentación y dieta

No necesitas considerar ningún cambio dietético especial para un Cheetoh. A estos gatos les va bien con comida para gatos de alta calidad, ya sea seca o húmeda.

Como cualquier otro carnívoro obligado, necesita proteínas de origen estrictamente animal, pero aparte de esto, no tienen necesidades dietéticas especiales.

Solo asegúrate de no sobre alimentar a tu Cheetoh, ya que esto puede conducir rápidamente a un aumento de peso y el consecuente deterioro de su salud.

Ejercicio

El Cheetoh es un gato con un alto nivel de energía y siempre están buscando formas divertidas de gastarla.

Le encanta jugar y aprovechar cualquier oportunidad para hacerlo con cualquier miembro de la familia. A diferencia de otras razas, el Cheetoh es perfectamente feliz jugando a buscar y traer, y debes prepararte porque posiblemente, ése dispuesto a jugar mucho más allá del punto en que tú te hayas cansado.

Otro rasgo del Cheetoh es su amor por la escalada. Este es de los gatos que siempre buscará el sitio más alto de la casa. Así que lo más conveniente es adquirir un árbol de gatos para que tu Cheetoh se divierta.

De lo contrario, lo más seguro es que en poco tiempo encuentres muchas marcas de garras en sus libreros y cualquier otro mueble alto en la casa.

Debido a que pasa mucho tiempo jugando y gastando energía en divertidas y variadas formas, no necesitas proporcionarle ningún ejercicio extra. Sus constantes sesiones de juego deberían ser suficientes. Solo asegúrate de unirte al tiempo de juego y ayudar a desarrollar y fortalecer tu vínculo con tu Cheetoh.

Adiestramiento

El Cheetoh es un gato supremamente inteligente que puede aprender casi cualquier cosa muy rápidamente.

Por lo tanto, entrenar a este felino para usar la caja de arena es una tarea sencilla. También puedes entrenarlo para que haga otras tareas y trucos básicos.

Con algo de paciencia y un entrenamiento basado en refuerzo positivo, este gato será capaz de aprender a buscar, acudir cuando lo llamas, entender con rapidez las reglas básicas que estableces en el hogar y otras cosas que posiblemente te sorprenderán.

Aseo

El Cheetoh, que se consideran hipoalergénico, tiene un pelaje aterciopelado que es espeso, brillante y corto.

Este pelaje de felpa tiene un desprendimiento mínimo y solo requiere un cepillado semanal para ayudar a mantenerlo limpio y suave.

El cepillado además de ayudar a eliminar el pelo suelto, ofrece la gran oportunidad de vincularte con tu Cheetoh y brindarle la atención que necesita.

En general, cuando se trata de requisitos de aseo, el Cheetoh es una raza de bajo mantenimiento que no necesita un horario estricto de cepillado.

Sin embargo, sigue siendo una gran idea comprar uno o dos cepillos (considera cepillos y peines específicamente diseñados para gatos) para que puedas cepillarlo con regularidad y comodidad.

Seguro que a tu gatito le encantará que lo mimes, y además será una estupenda manera de pasar el rato.

Salud y condiciones

Afortunadamente, el Cheetoh no presenta problemas de salud graves relacionados con la raza. Estos gatos son generalmente muy saludables.

Por lo demás, como cualquier otro gato puede que sufra de alguna condición menor. Sin embargo, el mejor seguro para la salud de tu gato, son las vacunas y las visitas periódicas al veterinario.

De esta manera, asegurar la salud de tu mascota y evitas el pago de grandes facturas en el futuro.

Macho vs. Hembra

Al igual que con la mayoría de las razas de gatos, el Cheetoh macho tiende a ser más grande que la hembra; tanto en peso como en tamaño.

Sin embargo, también existe una diferencia clave en términos de temperamento que los Cheetoh machos han heredado de sus padres Ocicat.

A diferencia de la mayoría de las razas, los Cheetoh machos no son agresivos y tienden a mostrar instintos maternales hacia sus crías.

Conclusiones

El Cheetoh es uno de los gatos singulares que puedas tener en tu hogar. Tienen la mirada salvaje de un depredador de la jungla, pero el comportamiento afectuoso y amistoso de un gato doméstico.

Es un gato cariñoso, juguetón y lleno de energía. Perfecto para cualquier familia, especialmente para aquellas en las que siempre permanece alguien la casa para brindar compañía y atención a tu gato Cheetoh.

Este gato requiere mucha interacción humana. Así que siempre que le brinde es mucho amor y atención, será una excelente mascota.


 

error: Content is protected !!