Thai o Siamés Tradicional

Aunque te guste el patrón colorpoint del siamés moderno, es posible también que te guste un gato con un cuerpo un poco más «redondeado».

Si ese es el caso, tienes que conocer al gato Thai también llamado siamés tradicional.

Como raza antecesora al siamés moderno, igualmente presenta pelaje colorpoint, hermosos ojos azules y un carácter vocal.

Pero en lugar de una estructura corporal esbelta y angulosa propia de los gatos siameses modernos, el gato Thai tiene un cuerpo más bien redondeado, y una distintiva cabeza en forma de manzana, siendo esta última característica, la que da origen a su apodo: «cabeza de manzana».

En la actualidad, muchos criadores se están centrando en el gato Thai, como una alternativa popular al siamés moderno.

Quizás esto se deba a que el siamés tradicional, es un gato que te da un golpecito con la pata para llamar tu atención, y te espera en la puerta de tu casa para saludarte cariñosamente cuando vuelves del trabajo.

Lo cierto es que el Thai es un gato muy vocal e increíblemente inteligente, que vale la pena conocer.

Así que, descubramos juntos todo lo que necesitas saber sobre esta extraordinaria y antigua raza.

Características básicas

  • Altura: 25 a 30 cm
  • Peso: 4 a 7 kg
  • Esperanza de vida: 12 a 16 años
  • Colores: color base blanco, colorpoint en casi cualquier color de la gama tabby o tortie
  • Adecuado para: familias grandes o pequeñas, con niños y que estén dispuestas a interactuar profundamente con su gato
  • Temperamento: Juguetón, cariñoso, leal y vocal.

Convivencia

Características y comportamientos basados en experiencias y opiniones de sus dueños:

Te encantará

  • Cariñoso y muy leal
  • Extremadamente inteligente, aprender trucos
  • Excelente con los niños y otras mascotas
  • Bastante hablador sin ser demasiado ruidoso.

Un poco de cuidado y paciencia

  • Territorial, no se lleva bien con otros gatos.

Seguro lo solucionarás

  • No puede estar mucho tiempo solo, desarrolla ansiedad por separación.

Antes de comprar un gato Thai o Siamés tradicional

El gatito Thai nace blanco como la nieve, y cuando lo ves, posiblemente te enamores de el, incluso antes de tomar la decisión de llevar una mascota a tu casa.

Sin embargo, un nuevo gatito es algo que requiere de un compromiso serio y a largo plazo.

Además del coste inicial de tu nuevo gatito, tendrás que tener en cuenta otros gastos recurrentes para cubrir comida, arena y juguetes, así como visitas ocasionales al veterinario.

Bastante exigente con su tiempo…

El siamés tradicional es un gato bastante exigente con su tiempo. Si quiere algo vendrá a buscarte y no cejará hasta que le des lo que te pide.

Por lo tanto, si buscas un gato tranquilo y fácil de cuidar, es posible que el gato Thai no sea la mejor opción para ti.

En cambio, si te gusta un gato que busque activamente tu compañía, que hable contigo y que, en general, quiera conocer todos los detalles de tu vida diaria, este gato Thai será el compañero perfecto que has estado buscando.

Leal y cariñoso…

Esta raza es increíblemente leal y cariñosa. Adoran a toda su familia, pero en ocasiones, establecen vínculos más fuertes con una persona en particular.

Esto también significa que esta raza puede ser territorial, por lo que probablemente, no disfrute compartiendo su hogar con otro gato.

Cualidades, disponibilidad y precio

Camada de siames tradicional

Energia:4 out of 5 stars
Salud:3.5 out of 5 stars
Sociabilidad:5 out of 5 stars
Adiestramiento:5 out of 5 stars
Longevidad:4 out of 5 stars
Disponibilidad y precio:3.5 out of 5 stars

¿Qué precio tiene un gatito Siamés tradicional?

El precio que cobra cada criador dependerá de su experiencia, reputación y si el gato es de exposición o no.

En ese sentido, los precios pueden oscilar entre 500 y 1.500 dólares.

Criadores y buenas prácticas de cría

La raza del gato Thai no es tan conocida como su primo más popular, el siamés moderno.

Por lo tanto, es posible que te cueste encontrar un criador especializado en gatos tailandeses.

Sin embargo, te recomendamos tomarte tu tiempo para encontrar un criador de confianza, que responda a todas tus preguntas antes de la compra.

Lo ideal en estos casos es que visites sus instalaciones y conozcas a los padres del gatito. De hecho, un criador responsable insistirá en que lo hagas; porque también querrá evaluar tu idoneidad.

Gatito siameses tradicionales baratos…

Si encuentras un criador que ofrece gatitos a precios demasiado bajos, te recomendamos proceder con extrema precaución.

Es posible que en estos casos los gatitos no sean de raza pura, o no hayan sido sometidos a los controles veterinarios necesarios, para descartar cualquier condición que afecte la salud del gato en el futuro.

También es probable, que no se trate de un criador profesional, sino de alguien que simplemente desea deshacerse de una camada accidental de gatitos.

Esto no tiene nada de malo, es más, si sólo buscas un gatito de siamés tradicional para tenerlo de mascota doméstica, es algo que te puede beneficiar. Solo que debes proceder con cuidado.

En caso de que quieras conseguir un gatito de raza para exhibición, el comerciante, te debe proporcionar detalles sobre las diferentes asociaciones de razas, en las que están registrados los padres del gatito.

También es indispensable solicitar información sobre controles veterinarios, tanto de los padres como de los gatitos.

Cualquier criador de confianza estará encantado de proporcionar esta información, y estará muy interesado en que compruebes las referencias de compradores anteriores.

3 datos acerca de los Siamés tradicional que quizás no conozcas

Gatito thai siames tradicional

El Thai es el gato siamés original

Aunque la mayoría de nosotros estamos familiarizados con la apariencia del siamés moderno, este es un felino resultado de generaciones de cría selectiva llevada a cabo desde la década de 1950.

Dicha cría se centró en exagerar los rasgos angulares que vemos hoy en día en el gato siamés moderno, pero también les llevó a desarrollar ciertos problemas de salud, de tipo renal, cardiovascular y defectos faciales.

Por otro lado, al siamés tradicional también se les denomina «cabeza de manzana», un término originalmente despectivo, que hacía referencia a su cabeza redonda; pero que con el tiempo, comenzó a usarse como la descripción positiva de esta importante rama del patrimonio siamés.

De la misma forma, al gato Thai también se le denomina siamés tradicional.

En Tailandia, se les conoce como Wichienmaat

En su Tailandia natal, el gato Thai o siamés tradicional se llama Wichienmaat que en Thai significa «diamante de luna».

Lo cierto es que los seres humanos adoran este gato desde hace al menos 700 años, ya que, los poemas de esa época hacen referencia a la cría del Thai en el Reino de Ayudhia.

En el siglo XIX, la raza fue descubierta por los británicos, que quedaron cautivados por sus impresionantes ojos azules y su pelaje de color puntiagudo.

En 1990, la World Cat Federation reconoció la raza gay como distinta de los gatos siameses «de exposición» más extremos, que aunque populares, eran visualmente cada vez más diferentes de sus antepasados.

En 2001, los criadores de EE.UU. empezaron a importar gatos Thai de Tailandia para ayudar a preservar la composición genética única de esta raza. En 2007, la International Cat Association (TICA), concedió al Thai el estatus preliminar de nueva raza.

En 2009, fueron aceptados como una nueva raza avanzada, lo que significa que los criadores tanto en Europa como en EE.UU. pueden trabajar juntos para mostrar sus gatos bajo un estándar de raza global.

Todos los gatos Thai son colorpoint

Una característica distintiva del siamés tradicional, es que todos los gatos tienen un patrón de coloración tipo colorpoint. Dicho patrón se debe al gen del Himalaya, que provoca un albinismo termo sensible.

Por lo tanto, en las zonas del cuerpo donde la temperatura corporal del animal es más alta, su pelaje será pálido, ya que, por los efectos del gen, los pigmentos no aparecerán.

En cambio, en las zonas más frías, o «puntos», como cabeza, orejas, cola y patas, se mostrará la característica colorpoint de su pelaje.

Temperamento del gato Thai

Gato siames tradicional con ojos azules posando para la foto

Si estás familiarizad@ con la personalidad de la raza siames, entonces tendrás una idea clara de su comportamiento, ya que son muy similares.

El gato Thai es un felino juguetón, cariñoso y uno de los más leales. Quizás, esa sea la razón por la que le gusta vivir en hogares donde tenga compañía la mayor parte del día.

En ese sentido, es importante saber que dejar a un gato Thai solo en casa durante demasiado tiempo, puede provocarle un alto nivel de estrés y ansiedad.

Lo cierto es que el siamés tradicional, necesita grandes cantidades de amor e interacción por parte de sus dueños, e incluso, más que cualquier otro gato.

Por lo tanto, si buscas un animal de bajo mantenimiento, es posible que esta raza resulte demasiado exigente para ti.

Al siamés tradicional le encanta estar cerca de su dueño. Te hablará durante todo el día, y aunque no es excesivamente ruidoso, sin duda te hará saber cuando necesita algo.

¿Son buenos para las familias?

Un siamés tradicional puede ser una excelente adición a tu familia. Le encanta la atención, por lo que entre más personas la conformen, mejor será para todos.

Sin embargo, aunque viva en medio de una familia bastante numerosa, es posible que se sienta más unido a uno de sus miembros. Por supuesto, esta particularidad no le impedirá avisar a todos que, su cuenco de comida está vacío, o que necesitan de un compañero para que juegue con el.

El siamés tradicional es ideal para los niños…

Su naturaleza curiosa y juguetona lo hace ideal para que los niños jueguen e interactúen con el, siempre y cuando se les haya enseñado a manejar adecuadamente su relación con los gatos.

Si es así, no importa si tus hijos quieren jugar o enseñarle algunos trucos básicos, el siamés tradicional estará siempre preparado para el reto.

¿Se lleva bien con otras mascotas?

Aunque al gato Thai le encanta la compañía, tiende a ser territorial.

Esto significa que, posiblemente tengas problemas para integrar un nuevo gato cuando tienes otro gato Thai en el hogar.

Por otro lado, integrar un gatito Thai en una casa donde vive otro gato que no sea tan territorial, resulta mucho más fácil. Sin embargo, todo dependerá de la personalidad, el sexo y la edad de cada gato.

Cuando incorpores un nuevo gato a tu familia, tomate el tiempo necesario para integrarlo poco a poco con los demás animales domésticos.

También asegúrate de que cada gato tenga su propia zona a la que pueda retirarse, y que no tenga que competir entre sí por recursos como la comida o la caja de arena.

Se adapta muy bien con los perros…

El gato Thai se adapta muy bien a la convivencia con los perros. En este caso, también tendrás que integrarlo poco a poco. Al comienzo, haz que los encuentros iniciales sean relativamente breves y asegúrate de que ambos animales tengan sus propias zonas, donde puedan relajarse a solas si así lo desean.

Al siamés tradicional también le encanta trepar, así que probablemente disfrutarán de un árbol o una torre para gatos.

Cuidado y salud del gato Thai o Siamés tradicional

Hermoso gato siames tradicional saludando con su garrita

Llevar una nueva mascota a tu hogar es una decisión que no debe ser precipitada, y esto es algo especialmente cierto cuando se trata de un gato Thai.

En comparación con otras razas, el siamés tradicional es un gato cuyas necesidades de tiempo y atención, están muy por encima de la media.

Pensando en ello, adelante encontrarás todo lo que necesitas saber sobre alimentación, salud y aseo del siamés tradicional.

Requisitos de alimentación y dieta

El Thai es un gato activo y enérgico. Esto significa que debes seleccionar un alimento para gatos de buena calidad y un alto porcentaje de proteínas de origen animal y libre de proteínas de origen vegetal, carbohidratos y otros ingredientes del relleno.

Asegúrate de esto es indispensable para que tu gato desarrolle una musculatura magra y saludable, al tiempo que, conserva las líneas atléticas que caracterizan esta raza.

Comida húmeda vs comida seca…

La elección entre comida húmeda y comida seca, se determina por las preferencias de tu gato y tu presupuesto.

Sin embargo, debes tener en cuenta que ambas comidas tienen importantes ventajas en la salud de tu gato. Por ejemplo, la comida seca mantendrá limpio sus dientes, mientras que la comida húmeda lo mantendrá hidratado.

Así que, lo ideal es ofrecerle una mezcla de ambas, en la que predomine la comida seca. Consulta con tu veterinario sobre marcas, y cantidades según su edad.

Ejercicio

Los gatos tailandeses son enérgicos y activos y les encanta jugar.

Independientemente si tu gato vive en interiores o exteriores, debes asegúrate de que tenga bastante oportunidad de jugar y hacer ejercicio.

Al gato Thai le encanta trepar. Así que, suministrarle una torre para gatos es lo ideal para que se mantenga activo, explore, juegue y evite subirse sobre tus muebles.

Mantén siempre una buena variedad de juguetes y rotalos. La rotación es adecuada ya que es un gato muy inteligente que se tiende aburrir una vez que juegue durante demasiado tiempo con un juguete.

Adiestramiento

El siamés tradicional, es un gato supremamente inteligente que puede aprender casi cualquier cosa. Desde buscar y traer, chocar los cinco hasta acudir cuando se llama.

Sólo asegúrate de entrenarlo utilizando siempre el refuerzo positivo.

Aseo

Gracias a su herencia, el gato Thai tiene un pelaje suave y corto especialmente adaptado para vivir en clima tropical.

Tiene un su pelo fino. Así que sólo tendrás que darle un rápido cepillado semanal para mantenerlo en óptimas condiciones.

Siempre asegúrate de mantener limpio sus dientes, cepillándolos con una crema adecuada varias veces a la semana, así como de vigilar sus uñas.

Lo ideal es que utilice un rascador para mantenerlas saludables y cortas. De lo contrario, es posible que tengas que recortarlas una vez cada dos semanas.

Por lo demás, el siamés tradicional realiza por si mismo un excelente aseo así que, no tienes que bañarlo siempre y cuando, no se ensucie demasiado.

Salud y condiciones

Por el origen orgánico de su raza, el siamés tradicional es un gato relativamente sano. Sin embargo, puede ser susceptible a sufrir algunas condiciones de salud.

Cualquier criador acreditado podrá explicarte de que se tratan estas condiciones, y estará en capacidad de suministrarte información, sobre cualquier prueba sanitaria o genética que haya realizado a los gatitos.

Condiciones menores

  • Enfermedad de las vías respiratorias inferiores
  • Enfermedad bronquial

Condiciones graves

  • Enfermedad del hígado
  • Miocardiopatía hipertrófica
  • Luxación de la lente
  • Atrofia progresiva de retina.

Macho vs. hembra

Si estás convencido de que el gato Thai es la raza perfecta para ti, entonces quizás ya estés es investigando y preparando tu familia para recibir a su nuevo integrante.

También es posible que tengas dudas acerca de elegir un macho o una hembra. Sin embargo, lo más recomendable es optar por un gatito en función de su personalidad, y la manera en que interactúa contigo por primera vez, antes que elegir por su sexo.

Otro factor a considerar es que no existen muchos criadores que se especialicen activamente en gatos Thai.

Por lo tanto, es posible debas esperar la disponibilidad de una camada de gatitos, e incluso, que tengas que apuntarte en una lista de espera antes de que nazcan.

Por supuesto, esto es algo que dificulta la elección del sexo.

Conclusiones

El Thai es un gato antiguo que ha sido venerado durante mucho tiempo en su Tailandia natal.

Esta raza también se conoce como «cabeza de manzana» o «siamés tradicional» y, aunque pueden ser los antepasados del siamés moderno, su aspecto es muy diferente.

Lo cierto es que, este es un gato inteligente, social, vocal y juguetón. Nunca habrá un momento aburrido en el hogar de un gato Thai.

También son increíblemente cariñosos y leales. Ansían la atención de su familia humana, por lo que no les va bien cuando quedan solos por demasiado tiempo, desarrollándose en algunos, ansiedad por separación.

Por último, este gato es mucho más raro que su primo el siamés moderno, por lo que es posible que tengas que esperar un buen rato antes de llevarte tu gatito a casa.


Fuentes y enlaces

User, S. (2018, August 13). Thai Breed. TICA. Retrieved March 2, 2022, from Thai Breed

error: Content is protected !!